Al Día

Nov

03

>

Nov

03

Haz esperar a tus antojos

La próxima vez que tengas un antojo, autoconvéncete de que puedes comerlo… más tarde. Una investigación demostró que cuando voluntarios pospusieron sus snacks, ingirieron menos que quienes sucumbieron ante la tentación de inmediato, y menos en el transcurso de una semana en comparación con aquellos que se negaron el gusto. Retrasar un poco te permite controlar tu deseo, afirma Nicole Mead, especialista de la Facultad de Economía y Finanzas en Portugal. Y posponer es mejor que negar. Eres más propensa a excederte si te sientes privada de algo.