Abr

03

>

Abr

03

Lazos genéticos

Tu debilidad por servirte “un poco más” podría estar en el ADN. Aproximadamente una de cada seis personas que padecen lo que a menudo se denomina como el “gen de la obesidad” –una variante que incrementa el riesgo en 70%– tiene una mayor cantidad de grelina, la hormona que retarda la señal de “estoy satisfecha” en el cerebro. Pero mientras los científicos crean un fármaco que suprima esta sustancia (¡trabajan en ello!), el mejor consejo es ir al gimnasio. La actividad física te ayuda a mantener a raya el nivel de la hormona, disminuyendo así el impacto que esta peculiaridad cromosómica tiene en nuestro peso.