Sí, las personas asexuales todavía tienen relaciones sexuales.

Por: Macaela McKenzie 22 de febrero de 2018

Tus amigas siempre están hablando acerca de cómo se sienten excitadas o sobre esa cosquilla que las mueve “ahí abajo” cada vez que su actor favorito (o actriz) aparece en la pantalla ... pero simplemente no lo estás sintiendo. ¿Podrías ser asexual?

Como todas las cosas en el espectro de la sexualidad, la asexualidad (que, por cierto, es la "A" en LGBTQIA) no es tan simple.

¿CÓMO PUEDES SABER SI ERES ASEXUAL?

Según la Red de Educación y Visibilidad Asexual, "una persona asexual es una persona que no siente atracción sexual".

Suena bastante simple. Pero la asexualidad a menudo se confunde con tener una baja libido, que es un diagnóstico clínico que podría ser causado por una variedad de razones médicas. (Piensa: una depresión que afecta totalmente tu impulso sexual durante unos meses o incluso años).

A diferencia de tener una baja libido, la asexualidad no es una condición médica, no viene y se va, y de ninguna manera es un "trastorno" que podría o debería tratarse, dice Kristen Lilla, LCSW, una terapeuta sexual certificada y educadora de sexualidad en Nebraska.

En cambio, la asexualidad es una orientación sexual, como ser heterosexual, homosexual o bi.

"Típicamente, se manifiesta al mismo tiempo que todos los demás comienzan a darse cuenta y reconocer su sexualidad, durante los primeros años de la adolescencia", explica Lilla. "Sin embargo, las personas que son asexuales a menudo no tienen el lenguaje para describir su sexualidad hasta la edad adulta". Pueden tratar de salir con otras personas y tener intimidad con ellas, pero saben que algo no está haciendo clic.

Y cuando alguien se da cuenta de su asexualidad, "hay un gran alivio, porque finalmente entienden por qué nunca han experimentado atracción sexual", dice Lilla.

SÍ, LAS PERSONAS ASEXUALES TIENEN CITAS

La atracción sexual y la atracción romántica no son necesariamente lo mismo, dice Eric Marlowe Garrison, sexólogo clínico y profesor del Colegio de William y Mary. "Existen mitos de que todos los asexuales tienen miedo a las relaciones", dice. Pero ese no es el caso.

Piénsalo de esta manera: si tuvieras que hacer una lista de todas las cosas que te atraían de tus parejas, es probable que esa lista no comience y termine con la forma en que te hacían sentir en tus regiones inferiores, ¿verdad? Nos atraen las personas por una docena de razones: sus sentidos del humor, su intelecto asesino, sus abrazos que te hacen el día o sus obsesiones raras. Lo mismo es cierto para las personas que se identifican como asexuales.

Como tal, al igual que los no asexuales, "las personas que son asexuales pueden salir con hombres, mujeres y personas trans", dice Lilla.

LA GENTE ASEXUAL TAMBIÉN PUEDE TENER SEXO ... Y ORGASMOS

Ser asexual no significa necesariamente ser célibe, aunque podría serlo. "Alguien que es asexual puede tener relaciones sexuales si lo desea", dice Lilla.

La lista de razones para hacerlo es larga y variada, como cualquier otra orientación. "Alguien que se identifica como asexual podría no experimentar atracción sexual, pero aún así podría querer tener intimidad con alguien como una liberación física o estar cerca e intimar con alguien físicamente", explica Lilla. "Dependiendo de la persona, es posible que no quieran ser físicos, pero pueden elegir complacer a su pareja a pesar de que no quieren ser complacidos". En resumen, realmente depende del individuo.

Y sí, el sexo aún puede ser placentero si eres asexual: la orientación no afecta la anatomía. "El sexo sigue siendo un acto físicamente placentero", explica Lilla. "Alguien que se identifica como asexual puede tener orgasmos como cualquier otra persona", agrega Garrison.

Alguien que es asexual podría incluso masturbarse, dice Garrison. "Diría que de cinco a siete de cada 10 pacientes asexuales que he visto en mi práctica se masturban", dice.

¿Confuso? Sí. Pero Garrison explica que debes recordar que hay muchas cosas buenas sobre tener un orgasmo aparte del obvio placer sexual. Pueden ser una forma de desahogarse, reducir el estrés o incluso ayudarte a deshacerte de un dolor de cabeza.

Lo más importante: ser asexual no significa que haya algo físicamente o psicológicamente dañado. "Como terapeuta, si puedo ayudar a alguien a descubrir su identidad y orientación sexual, a menudo sienten alivio", dice Lilla. "Esto explica por qué se han sentido de esa manera durante tanto tiempo".