Al igual que las vaginas, los penes vienen en todas las formas y tamaños. Mientras que los estereotipos nos dicen que “entre más grande, mejor”, puede ser alarmante cuando se encuentran cara a cara con un pene demasiado grande.

Por: Korin Miller 8 de mayo de 2018

"Más grande no siempre es mejor; esa idea es absurda", dice Jessica O'Reilly, Ph.D., presentadora del podcast “@SexWithDrJess”.

Eso no significa que debas dejar a un hombre porque tiene un pene grande, o asumir que tu vida sexual está arruinada, solo tienes que ser un poco creativa. Hay algunos puntos básicos que puedes tener en cuenta cuando se trata de tener relaciones sexuales con un tipo de talla grande. Un montón de lubricantes es crucial, dice “Rachel Needle, Psy.D.”, terapeuta sexual y psicóloga de “Center for Marital and Sexual Health of South Florida”

Es importante también, tomarlo con calma y utilizar juegos preliminares para estar listas al momento en que pases a la acción P-en-V, nos dice la terapeuta sexual “Debra Laino, D.H.S”.

Por supuesto, las posiciones sexuales también importan. Es por eso que los expertos comparten sus principales posiciones para probar cuando tu pareja es grande de la zona baja.

 

1.     Vaquera invertida

Si deseas evitar la penetración profunda, lo que “Needle" recomienda para este movimiento es: haz que tu pareja se acueste pecho arriba y colócate sobre él, mirando hacia los dedos de sus pies. Luego, baja tu espalda contra su pecho, y de esa manera haz que él te introduzca.

 

2. Cabalgada

Pídele a tu pareja que se siente en una silla o en el borde de la cama, con las piernas abiertas sobre él mientras quedan cara a cara. "Esto te permite controlar el ritmo y la profundidad con que la que te va a penetrar", dice Needle.

 

3. Primer Plano

Haz que tu pareja se siente con las piernas dobladas. Luego, siéntate de la misma manera frente a él, y deslízate hacia adelante hasta que tus piernas se entrelacen. Haciendo que tu pareja penetre desde ahí. Desde arriba, tú puedes controlar el ritmo y qué tan profundo puede penetrar.

Además, el grueso de sus muslos y su trasero crearán una barrera para evitar que se vuelva demasiado profundo, dice “O’Reilly". Y, es sexy. "Esto es erótico para muchos: tienen contacto visual directo, ya que están sentados en el mismo nivel", dice “Laino”.

 

4. Cucharita invertida

Piensa en la posición de cucharita, pero al revés. "Acuéstense de lado, uno frente al otro, y deslicen hacia adentro", dice “O’Reilly". "Esta posición tiende a facilitar la penetración superficial y deja mucho espacio para besar, acariciar y frotar el clítoris”.

 

5. Víbora

“O’Reilly" llama a ésta, su posición favorita: Acuéstate boca abajo y haz que tu pareja se ponga encima de ti y se deslice desde atrás. Puedes extender la mano hacia atrás y colocarla alrededor de su pene para ayudar a controlar qué tan profundo va a penetrar  o cambiar el ángulo de tu trasero para tener el mismo efecto.

 

Si seguimos hablando de un pene muy grande,  ¿El tamaño te impide sentir placer?