Es inevitable, incuestionable, obligatorio y por momentos incómodo, pero SIEMPRE todo comienza con una primera cita.

Por: Jimena Díaz 16 de marzo de 2018

Esto es algo por lo que todos pasamos alguna vez…

Ya sea que conozcas a alguien en un bar cuando vas a ligar con tus amigas, tu familia muere por arreglarte con alguno de sus conocidos o simplemente tomaste la decisión de acudir a las nuevas tecnologías para conocer gente. Incluso si se trata de alguien a quien conoces de toda la vida y de un día para otro cambia la relación, vas a enfrentarte a ese primer momento en el que los dos quedarán de verse solos y darán lugar a una “primera cita”.

La idea de encontrarte con alguien por primera vez para conocerse puede resultar aterradora.

¿Qué es lo que debes esperar?

Cada cabeza es un mundo. Hay personas que buscan encontrar al amor de su vida, otros solo buscan sexo y unos cuantos están abiertos a cualquier posibilidad.

Opiniones distintas, silencios incómodos, todas esas inseguridades que no te dejan dormir, créeme se harán presentes. Pero no te angusties, cosas muy positivas pueden salir de todo esto.

En la obra musical “Primera Cita” nos comparten estos tips además de transportarnos a diferentes experiencias con las que podemos identificarnos durante un primer encuentro.

 

Lo que NO debes hacer
  1. No hables de citas pasadas. A nadie le gusta sentirse comparado ni quieres quedar como la loca desesperada de las mil citas.

  2. Nunca hables de tus ex. Puede parecer que sigues clavada y perder absolutamente el interés de la otra persona. Cuando hablas mal de tu ex-pareja, hablas un poco mal de ti porque finalmente tu tomaste la decisión de estar con esa persona. Y si hablas demasiado positivo, se entiende que aún tienes sentimientos por él. Mejor omite el tema y si sale a la conversación, tómalo como algo casual y ligero.

  3. Evita tocar temas como política y religión. Puedes hablar sobre ello superficialmente para conocer un poco sobre la forma de pensar de tu cita, pero muchas veces puedes tocar fibras delicadas y hay gente muy apasionada por sus creencias. Mantente imparcial e interesada, al final del día cada quien tiene derecho en creer lo que le funciona y puedes aprender cosas que no sabías.

  4. ¿No sabes qué ordenar para comer? (tip: nunca vayas por alitas en una primera cita ¡podría ser caótico!) A muchas mujeres les da pena comer enfrente de él, si es tu caso ¡quítate la pena! una mujer segura siempre es más atractiva. Pide lo que quieras.  

  5. No te guíes por lo que digan sus redes sociales.

 

Lo que DEBES hacer
  1. Si optaste por aceptar una cita a ciegas o lo sacaste de internet y es alguien que NO CONOCES. Avísale a quien más confianza le tengas dónde vas a estar. 

    Ponte de acuerdo con tu mejor amigo para que te llame a la media hora, inventen un código rojo entre ustedes para que sea el pretexto perfecto para huír y no cometer errores de los que te puedas arrepentir.

  2. Deja tu pasado del otro lado de la puerta. Tus fantasmas pueden hacer que pierdas una buena oportunidad para abrirle las puertas a alguien que vale la pena, en el sentido romántico o hasta una buena amistad.  

  3. Sé tú misma. Cuando escojas tu outfit, peinado y maquillaje no uses esos tacones matadores que te hinchan los pies con dar dos pasitos ni te embarres un vestido que sabes que no te queda. Siéntete cómoda y escoge aquello que vaya con tu personalidad.

  4. Nunca hay una segunda oportunidad para una primera buena impresión. Esto es cierto, pero siempre podrían sorprenderte. ¡Dale una oportunidad!

A pesar de que los tiempos cambian y sabemos que eres una mujer independiente que no necesita de nadie, siempre es lindo que alguien te invite la cena.

Cuando te enfrentes al momento de ¿Quién va a pagar la cuenta? insiste una vez en dividirla, si tu cita quiere pagar… ¡déjalo!No tiene nada de malo que te consientan un poquito incluso si la intención es no volver a contestarle jamás. Si hay oportunidad para una segunda cita, tu invitas las palomitas.

Conclusión.

Mantente abierta a nuevas experiencias, nunca sabes lo que puedes encontrar. Siempre tomando tus precauciones.