La piel grasa se caracteriza por acumular suciedad del medio ambiente, obstruir los poros y producir exceso de brillo. Nuestras recomendaciones son:

Por: @Womenshealthmx 31 de julio de 2015

1/ Exfolia. Lava tu cara con agua tibia. Vierte un poco de exfoliante sobre una toalla limpia y húmeda. Pasa la toalla por tu cara, comenzando por la frente, mediante ligeros movimientos circulares. Enjuaga y seca.

2/ Ponte mascarillas. Nada como una de arcilla (la consigues en tiendas naturistas o departamentales) para eliminar la piel grasa. Colócala sobre tu rostro limpio, evitando la zona de los párpados, las fosas nasales y los labios. Déjala actuar 15 minutos (hasta que la capa se encuentre seca y áspera) y retírala con agua tibia.

3/ Humecta. Aplica una crema hidratante sobre tu rostro (de preferencia una que contenga filtro solar), esparciendo con suaves movimientos de adentro hacia fuera.

4/ Maquilla. Prefiere las bases de tonos claros con efecto mate y evita aquellas que contengan aceites.

5/ Hidrata. Una piel mate depende del nivel de hidratación de tu cuerpo, no olvides beber los dos litros diarios de agua recomendados.

6/ Nútrete. El rostro es un claro reflejo de lo que comemos, lleva una dieta baja en grasas y azúcares y alta en nutrientes.

Nota relacionada con: Remedios caseros para una piel radiante.