Cuando se trata de medir el tiempo, no todas las horas fueron creadas iguales. Este es tu acordeón para ver cómo incluir todo, desde un entrenamiento hasta ir al baño.

Por: @Womenshealthmx 4 de mayo de 2018

8:15 Rasúrate

Rasurarte las piernas mientras te bañas por la mañana no sólo es conveniente. Esta es la hora en la que tus plaquetas, las cuales ayudan a que la sangre coagule cuando te cortas, están más activas, así que será menos probable que necesites un curita si te haces una cortada. El rasurarte puede remover una capa de células de la piel, así que los exfoliantes te vana arder, y cualquier cortadita pequeña será una puerta abierta para las bacterias.

9:00 Desayuna

Siéntate y tómate aunque sea 15 minutos para comer tus alimentos con calma. Mientras, piensa en todo lo que tienes que hacer durante el día y anótalo en un tu celular o en una libreta para que no lo olvides.

10:30 Dirige la sala de conferencias 

Para dar una buena impresión, haz tu presentación de PowerPoint cuando tu cerebro está más alerta, es decir, dos a tres horas después de que te despiertas. A media mañana, tu temperatura corporal se ha elevado con respecto a tus horas de sueño (baja mientras duermes), así que puedes trabajar a toda marcha (las neuronas disparan más rápido cuando tu cuerpo está caliente). Esa hora también es buena para tu público. No es tan temprano como para que la gente se esté durmiendo, pero es antes de que el estómago empiece a rechinar de hambre.

Mediodía Haz la pose del árbol

A mediodía, tu cuerpo caliente está más flexible y rinde más, permitiéndote realizar diferentes poses con facilidad. Además, los estudios están menos llenos a esa hora, ya que la hora de comida no durará los 90 minutos que tarda una clase. Lo que ganarás: no tendrás a ningún guerrero indeseado sobre tu colchoneta, aparte de que tendrás más atención personalizada, compañía consultora que trabaja con negocios holísticos. Simplemente llega al trabajo temprano y usa el tiempo extra a la hora de la comida para perfeccionar tu pose de cuervo.

2:30 Hazte un corte que dure

La mayoría de los salones de belleza no tienen muchos clientes entre semana por la tarde. También esa es la hora en que están libres de señoras chismosas. Así que si puedes escaparte dela oficina durante una hora, tendrás un servicio más rápido y atento. Bono: ya que tu melena ha estado soportando el día de trabajo, la estilista puede evaluar apropiadamente qué tan lacio, esponjado o de baba es tu cabello en su estado natural. Nos ayuda a ver cuál es la mejor forma de cortarlo y tratarlo. El lado negativo:eso significa que no te lo debes lavar, secar con la secadora, rizar, o planchar el día en que tengas tu cita.

4:00 Programa una sesión de entrenamiento

Una reseña publicada en el Chronobiology International en el2005, reveló que la gente está másfuerte y menos propensa a tenerlesiones entre las 4 y el anochecer, que más temprano. También es cuando tienes más acceso a las máquinas y a los entrenadores. Antes del trabajo, después del trabajo, y a la hora de la comida, es cuando la masa va a las caminadoras. Pero si pasas por ahí en la tarde tendrás la mejor oportunidad de engancharte a un entrenador popular quien estaría ocupado a las horas pico. Si tomas tu hora de comida más tarde, evitarás al gentío sudoroso.

5:00 Tómate una copa

¿Tienes planes para la hora feliz? Entre más temprano te tomes tu tarro de cerveza, será menos probable que te ponga alegre. Prueba científica: tu hígado libera tu cuerpo de toxinas de manera más eficiente en las primeras horas de la tarde,cuando hay un aumento en tu temperatura corporal (la cual se eleva a lo largo del día y después cae cuando estamos dormidos) estimula el metabolismo, y eso te ayuda a contrarrestar el alcohol. Pero conforme avanza la tarde y tu cuerpo empieza a cansarse, los efectos de alerta- adormecimiento del alcohol empiezan a multiplicarse. Así que apaga tu computadora y vete a tomar un tequila.

7:00 Cambia tus zapatos para correr

Los pies se expanden medio número más cuando haces ejercicio. Esto significa que los tenis que te quedan antes de ir a correr podrían apretarte los dedos de los pies al llegar a la meta. Cómprate un par de tenis justo después de que hayas hecho ejercicio y encontrarás un parque te quede.

También puede interesarte: 5 pasos para alcanzar tus metas.