Belleza y Estilo de Vida
 

Humecta las partes más secas del cuerpo

 
 

La piel reseca suele verse opaca y escamosa. En invierno puede ser más problemático, cuando el aire frío y seco succiona la humedad de la piel.

Por: @womenshealthmx 17 de diciembre de 2016

Sigue estos pasos para obtener una mejor hidratación de una manera rápida y sencilla:

Toma un baño de tina o regadera primero

Regula la temperatura del agua a tibia, caliente puede resecarte, y limita tu tiempo bajo el chorro del agua o en la tina a 10 minutos.

Unas palmaditas

Al secarte dale palmadas a tu piel, no te frotes. Se trata de secar el agua que corre por tu cuerpo, no de desaparecer todas y cada unas de las gotas. Tu piel debe quedar un poco húmeda. 

Humectación

Aplica generosamente tu crema corporal de inmediato. Si esperas más de cinco minutos, perderás la oportunidad de atrapar la mayor cantidad de humedad. 

Rodillas y codos

Los codos en particular suelen rozar contra las superficies, la mesa o escritorio por ejemplo, lo cuál favorece la creación de células muertas y capas de piel áspera. Usa una crema hidratante para piel sumamente seca, ya que esas zonas necesitan mayor humectación.  

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.