Belleza y Estilo de Vida
 

3 básicos del cuidado del cutis

 
 

Los pasos básicos para lucir espectacular y radiante son los que seguramente estás dejando de lado, conócelos y ponlos en práctica.

Por: @womenshealthmx 20 de diciembre de 2016

¿Cómo limpiar tu rostro correctamente?

La mejor manera de limpiar tu cutis es empezar en la parte superior hacia el área del pecho.

-    Tu punto de partida es el centro de la frente, de ahí limpia hacia afuera y hacia los lados.

-     Sigue lentamente hacia la nariz y empieza abajo del contorno de los ojos, hacia las orejas.

-    Continúa limpiando en la parte superior del labio hacia el mentón hasta que llegues al área del cuello.

Conoce cómo usar agua micelar para el rostro, te sacará del apuro más de una vez

¿Cómo cuidar un cutis delicado?

Si tienes la piel sensible, lo principal es que tengas una rutina básica y gentil para tu tipo de cutis.  Natalie te recomienda empezar con ingredientes naturales y suaves que no sean irritables con el fin de llevar un “proceso de fortaleza” para las células y mejorar la función de la barrera de la piel con el motivo de reducir sensibilidad.  Es importante buscar productos que tengan agentes protectores como antioxidantes y vitamina C, y muy poco perfume y alcohol. 

Agrega aceites esenciales a tu cuidado y mejora tu cutis y relájate con vapor. 

¿Con qué frecuencia debes visitar a tu cosmetóloga?

Las células normalmente se generan con nuevas células dentro de 10 a 30 días.  Esto significa que tu cuerpo continuamente se está regenerando dentro de la dermis. Las células más maduras mueren y llegan a la superficie de tu piel.

La piel que ves en tus manos, cutis (y en el resto de tu cuerpo) es realmente una acumulación de células muertas, la acumulación de estas pueden causar poros tapados o incluso bacterias. Lo recomendable es ver a una cosmetóloga cada 3 a 6 semanas para ayudar a exfoliar la piel, quitar células muertas y mantener limpios y descongestionados los poros. Esto ayuda a minimizar manchas, poros abiertos, restablecer un tono de piel parejo y mantener un cuidado del cutis adecuado.    

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.