Belleza y Estilo de Vida
 

Cómo maquillarte en una entrevista de trabajo

 
 

El maquillaje es todo un tema cuando te enfrentas a algo, hasta cierto punto, desconocido. No saber si llevas demasiado o muy poco, siempre te hará ruido.

Por: @Fernanda López 27 de diciembre de 2016

Con estos 3 sencillos tips que nos compartió Renata Roa, Consultora en Imagen Pública y Comunicación Facial, mejorarás la confianza en ti misma y sabrás perfectamente bien cómo maquillarte en una entrevista de trabajo.

Cutis:

 

 

aplica base, puede ser de maquillaje o una BB Cream o si tienes más de 30 una CC Cream y blush para dar color a tus mejillas.




Ojos: utiliza una paleta de sombras neutral, una gama de cafés a casi todas las pieles les va bien, rímel, delineador y siempre enfatiza en cejas, te dan mucho poder y fuerza.

Labios:

 

 

aplica un labial discreto, evita colores muy fuertes porque serán puntos focales y lo que buscas es conectar a través de otros estímulos, sobretodo con hombres.








Te va a encantar saber cómo motivarte con el maquillaje, harás más llevadera esa situación difícil por la que estás pasando.


El maquillaje para tu entrevista de trabajo está listo, pero ¿aún no sabes qué ponerte? Encuentra en la edición de enero de nuestra revista impresa o digital, una guía de colores y la entrevista completa con Renata Roa. Suscríbete aquí.
 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.