Con dedicarle poco tiempo a la actividad física y seguir los consejos que te damos a continuación, podrás comer de todo un poco sin que tu cuerpo resienta ese extra de calorías que hace tan famoso a diciembre.

Por: @womenshealthmx 4 de mayo de 2018

Antes de tus cenas navideñas, come algo ligero para que no llegues con el estómago vacío y dispuesta a terminar con la mesa de postres, podría ser un yogurt natural light. Se vale degustar todo pero con medida.

Acepta que estás en diciembre, saldrás, comerás y disfrutarás, quieras o no, así que olvídate del estrés por pensar en subir de peso, eso solo te hará querer ir a asaltar tu alacena por la ansiedad y saldrá contraproducente.

Fuera de los eventos sociales sube un poco la dosis de alimentos verdes y ensaladas, procura hacer tus comidas un poco más ligeras y así compensarás. Ojo, no cambies tu alimentación radicalmente ni dejes de comer durante largos períodos, esto solo alterará tu metabolismo y tu cuerpo no entenderá qué pasa.

2 litros de agua serán tus aliados, hoy más que nunca bébelos durante todo el día.

Bebe para brindar, no para quitarte la sed. El alcohol es de lo que más engorda y se vale tomarse dos copas para disfrutar con las amigas, pero si no estás bien hidratada, en cuanto tu organismo sienta que esta recibiendo líquido se lo querrá tomar todo, así que antes, durante y después de tus copas, intercala agua simple.

Si te vas a fijar metas durante esta temporada, que sean cortas y no muy exigentes, evita sentir un fracaso que no tiene importancia y solo te sentirás mal contigo misma.

Dedícale por lo menos 15 minutos al ejercicio durante 3 días a la semana… Te estamos hablando de una cantidad mínima por tratarse de esta temporada tan social. El punto es que no te quedes inmóvil durante tanto tiempo. Esta rutina de cuerpo firme en cuatro pasos que puedes realizar donde sea, te será de mucha ayuda.