Para qué cepillar tu piel

Publicado el día 06 de Abril del 2017, Por Fernanda López y Stanhome

Tu piel elimina más de medio kilo de residuos a diario, así que no solo tu rostro necesita una buena rutina de belleza.

Aqui va un banner...

Este decálogo de un buen cepillado de la piel, compartido por Stanhome, será súper útil para tu cuidado personal, ¿acaso le está faltando una buena exfoliación a tu cuerpo? Si permites que las toxinas y las células muertas obstruyan tu piel, no puede funcionar correctamente, por eso necesitas eliminarlas constantemente.

¿Para qué cepillar tu piel? Esta práctica mejora la circulación, estimula el drenaje linfático y reafirma. Sigue estos pasos para aprender a hacerlo.

1. Encuentra un cepillo corporal ancho y con el mango largo, así abarcas más piel.

2. Cepilla en seco y con movimientos suaves, ve incrementando la fuerza sin lastimarte. Esto es perfecto para eliminar la celulitis. Te damos 11 tips para estar libre de celulitis.

3. No pases el cepillo sobre heridas o erupciones. La piel no debe quedar roja o irritada.

4. Empieza cepillando pies y manos, así continúa el camino hasta llegar al centro de tu cuerpo. La cara requiere de otros materiales exfoliantes, así que en esta ocasión se queda fuera de esta rutina.

5. La dirección ideal del cepillado de tu piel es de afuera hacia dentro, como si lo hicieras digiriéndote al corazón, esto mejora la circulación sanguínea y te hará sentir fresca al terminar. Evita el tallado circular o de ida y vuelta.

6. Cepillar una vez por semana es adecuado para no lastimar tu piel y mantenerla limpia. Hazlo antes del baño para agilizar, no te tardarás mucho, ya que todo el proceso te debe tomar aproximadamente 2 minutos.

Conoce 10 usos del aceite de coco para la belleza.

7. Tu cepillo debe quedar perfectamente limpio después de cada sesión exfoliante.

8. Después de bañarte, hidrata con algún aceite natural que tenga un olor que te guste, esto es perfecto para las pieles muy secas o, si prefieres, utiliza tu crema corporal pero siempre mantén tu piel hidratada.

Dale vida, suavidad y firmeza, a tu cuerpo por muchos años más.