Belleza y Estilo de Vida
 

Elige el jabón perfecto para tu cara

 
 

Una piel perfecta y suave depende muchos factores. Usar un jabón incorrecto también te puede afectar.

Por: @womenshealthmx 20 de junio de 2017

 

Nosotras te decimos que factores debes cuidar al elegir un jabón para la cara

El pH…

 

Tu piel debe mantener un pH inferior a siete para disponer de una barrera protectora eficaz. Como la mayoría de los jabones están por arriba de ese nivel, es común que te irriten y causen envejecimiento prematuro si los utilizas con frecuencia. Para evitar esto, utiliza un jabón con un pH adecuado, que le ayudará a tu piel a conservar el equilibrio adecuado para lucir un cutis radiante.

 

Que el clima no la perjudique…

 

La piel es el órgano más grande del cuerpo y nuestra principal defensa contra el medio ambiente; por ello, el sol, el viento, la contaminación y hasta el agua pueden perjudicar tu piel en mayor o menor medida. Hoy en día, existen jabones con crema humectante los cuales te darán suavidad. También es importante que evites los jabones perfumados, porque su fragancia puede contener ingredientes que resecarán tu piel, haciéndola lucir acartonada.

 

Que nutra tu piel…

 

La piel se clasifica en tres categorías básicas: grasa (tiende a brillar mucho, pero no se arruga fácilmente), seca (requiere hidratación continua y puede descamarse) y mixta (“natural”). Independientemente de cuál sea tu tipo de piel, lo recomendable es utilizar un jabón que la nutra a profundidad para dejarla suave, tersa y radiante a lo largo del día.

 

Elige un jabón que humecte tu piel, que equilibre el pH y que se adapte perfecto a tu tipo de piel

 

Prueba este delicioso smoothie para regenerar la piel

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Jun

20

¡No te duermas!
Otra razón para ir al gimnasio: te ayuda a evitar el adormilamiento de las 3 p.m. Según un estudio publicado en Medicine & Science in Sports & Exercise, las mujeres que cumplieron con los lineamientos de actividad física establecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en EUA, mostraron tener más energía que quienes no lo hicieron. Si no te es posible cumplir con estas recomendaciones (150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa) a la semana, intenta sustituir el tiempo en el que te mantienes sedentaria con alguna actividad de intensidad ligera. Esto puede ofrecer beneficios similares a los del ejercicio, afirma Laura Ellingson, especialista y autora de la muestra.