Dato curioso: Cleopatra, la última y polémica reina de Egipto, tomaba baños diarios en leche de burra para mantener su piel suave y brillante.

Por: Grace Gold 13 de marzo de 2018

Esto podría parecer un loco truco de belleza que era usado antes de que se inventaran cosas como las bombas de baño y cremas hidratantes, pero en realidad es bastante auténtico, gracias al ingrediente secreto de la leche: Ácido láctico.

¿Qué es el ácido láctico?

El ácido láctico es un tipo de ácido alfa hidroxiácido (AHA, por sus siglas en inglés) que se encuentra naturalmente en la leche, frutas, verduras y otros productos botánicos.

El ácido láctico es una molécula grande en comparación con otros compuestos alfa, como el ácido glicólico. La diferencia de tamaño significa que la liberación en la piel es más lenta, lo que lo convierte en uno de los “AHA” más suaves que existen.

¿Qué es lo que hace exactamente el ácido láctico?

El ácido láctico es exfoliante, y generalmente se recomienda para mejorar el acné, la decoloración y las líneas finas o arrugas en pieles sensibles, secas y maduras que pueden irritarse fácilmente con otros ácidos de este grupo que son más agresivos.

Con el aumento de la renovación celular y la estimulación de la producción de colágeno como los otros ácidos, el ácido láctico también aumenta los lípidos (barreras naturales en la piel), lo que evita la pérdida de agua y ayuda a hidratar la piel.

Es especialmente bueno para tratar la piel con bultos sin producir sequedad, dice Debra Jaliman, M.D., profesora asistente de dermatología en “Icahn School of Medicine at Mount Sinaí”.

¿Cómo usarlo?

Al igual que con otros ácidos alfa hidroxidos, busca productos con ácido láctico que se puedan usar un par de veces a la semana para una exfoliación más profunda, dice Jennifer MacGregor, M.D., “Union Square Laser Dermatology". A menudo se combina con bajos porcentajes de otros alfa hidroxiácidos para obtener mejores resultados.

Para tu información: Si eres vegana, es posible que quieras omitir este ingrediente. Si bien, la mayoría de los productos con ácidos lácticos provienen del betabel, “Environmental Working Group” señala que aún existe el riesgo de proceder de una fuente animal. Usa en su lugar otros alfa hidroxiácidos a base de plantas, como el ácido glicólico o el ácido cítrico.

 

Podría interesarte: ¿Qué es el ácido ascórbico?