Cambiar de estilo de vida es algo que toma tiempo y esfuerzo, ¡Pero no es imposible! Y una vez que comiences a ver los resultados tanto externos como internos, no querrás regresar a la antigüa tú.

Por: Mariana Casasola 15 de marzo de 2018

Tu piel tiene una gran relación con tu salud, cuando llevas un estilo de vida saludable brilla y luce más fresca y joven. ¿Haz notado que al descuidarte le pasa todo lo contrario? 

Esta podría ser una razón del envejecimiento prematuro pero ¿Cómo evitarlo? Estos tips te ayudarán a retrasar el envejecimiento y serán beneficiosos para tu salud. 

Ejercítate

El ejercicio estimula la renovación de la piel, aumenta la circulación de la sangre permitiendo mejorar la nutrición de las células que dan elasticidad y flexibilidad a la piel.

¡No Fumar!

Fumar seca la piel, lo que quiere decir deshidratación, por ende ¡Arrugas!, además reduce la cantidad de flujo sanguíneo y como ya dijimos en el punto anterior, entre más sangre circule más elasticidad y flexibilidad tiene la piel.

 

¡Evita el estrés!

 

El estrés produce un desequilibrio hormonal, causando la producción de una hormona llamada “cortisol”, la famosa hormona del estrés. La producción excesiva de ésta conlleva un desequilibrio en la piel.

 

¡Toma dos litros de agua!

 

Al estar hidratada tu piel se mantendrá firme y con elasticidad, además mejorará tu digestión eliminando toxinas que tu cuerpo no necesita.

 

Evita los cambios bruscos de peso

Estos provocan que la piel pierda elasticidad y como conclusión ¡Más arrugas y estrías!

Si estás buscando perder peso, no dejes de cuidar tu piel. Haz ejercicio, utiliza cremas que nutran y agrega a tu dieta algo de Zinc. 

Pon en práctica estos sencillos consejos y ¡Luce radiante!

 

¿Qué es el ácido láctico? ¿Puede ayudar a tu piel a lucir más joven?