Hay una nueva “picuda” tendencia para darle vida a tu anuncio nupcial: piercings de anillo de compromiso, que seguramente escandalizaran a tus abuelos y familiares más conservadores.

Por: Claire Lampen 16 de marzo de 2018

"¿Qué rayos es un piercing de anillo de compromiso?" te estarás preguntando.

Exactamente como suena: una piedra preciosa alojada directamente en el centro de tu dedo anular, unida a la piel en lugar de a una banda de metal.

¿Realmente no puedes imaginarlo? Por favor, al final de la nota disfruta de las referencias visuales.

Por supuesto, los dedos con tachuelas no necesitan limitarse a la institución del matrimonio ni a las declaraciones de amor mutuo. Los piercings de los dedos son para cualquier ocasión, pero de acuerdo con “Refinery29”, están ganando atracción como sustitutos de los anillos de compromiso tradicionales.

Si bien, pueden parecer algo sorprendentes, estos son sólo piercings dérmicos típicos, o perforaciones de un solo punto que se unen directamente a la piel, en lugar de a través de una parte específica del cuerpo.

El perforador utiliza un golpe dérmico para hacer un agujero en la epidermis e inserta un ancla debajo de la capa de la piel (la dermis). La parte superior enjoyada encaja en el ancla, un diamante que brota de la piel como una verruga brillante.

Michele Farber, M.D., dermatóloga de “Schweiger Dermatology" en la ciudad de Nueva York, ve algunos problemas importantes con esta tendencia. Una perforación de compromiso podría implicar una piedra más grande de lo que es típico para esta parte del cuerpo, dijo, que es especialmente inestable porque está en un área que se frota mucho.

"Existe un riesgo mucho mayor de dejar cicatrices, de formar un granuloma de cuerpo extraño [inflamación alrededor del área] o un tejido de granulación grueso alrededor de esa área", dice.

También es más fácil que la piedra se mueva o se salga cuando estés encima de tu dedo, donde la piel (por ejemplo, la dermis) es delgada. "El dedo tiene muchos músculos y nervios que son más superficiales", señala Farber. "Si la perforación es en la dermis, está bien, pero si está más profunda, golpearás muchas estructuras vitales”.

Otras áreas del cuerpo tienen capas más gruesas de grasa debajo de la piel, lo que puede evitar que una perforación golpee los músculos o los huesos. Pero con un dedo, explica Farber, "hay menos margen", y una perforación dérmica mal ejecutada puede significar daño muscular o nervioso, una perspectiva especialmente incómoda, considerando que las manos son partes del cuerpo de alto uso.

Eso también significa que una perforación dérmica en el dedo te expone a una gran cantidad de golpes accidentales, frotamiento e irritación. Un piercing en el dedo anular puede ser más propenso a atorarse en el cabello, en la ropa o en otros objetos. Y teniendo en cuenta todo lo que hacen los dedos en un día -en el baño, alrededor de gérmenes en la oficina, en la cocina, en el transporte público- tiene sentido que un piercing en los dedos también esté más sujeto a la infección que a comparación con un piercing ubicado en, digamos , la espalda o el tórax.

Para los comprometidos, el cuidado posterior será crucialmente importante, y difícil, ya que los nuevos piercings no deben ser enjabonados. Un piercing en el dedo anular tomará un mes más para sanar, dice Farber. En ese momento, "[asegúrate] de que lo estás cubriendo adecuadamente para que cicatrice antes de que lo saques de lugar", y evita los jabones.

Dos veces al día se tendrá que remojar, ya sea en agua tibia y sal marina o en agua tibia y vinagre, son las mejores opciones para la limpieza, y puedes limpiar el área con un antiséptico para evitar la acumulación de tejido granulado.

Lo más importante que debes saber sobre cómo perforar tu dedo anular, es quién va a poner la piedra. "Con algo nuevo, investiga", recomienda Farber. "Asegúrate de saber en qué te estás metiendo y en qué manos estás". Encuentra a alguien con experiencia y con habilidad en esto particularmente.

El compromiso está destinado a durar para siempre, después de todo.