No a todas las mujeres nos pasa, pero hay veces que el ejercicio puede hacerte sentir adolorida del pecho, sigue estos consejos para aminorarlo.

Por: @womenshealthmx 4 de mayo de 2018

El ejercicio puede ser una verdadera tortura para… ¿las bubis? Sí, el dolor de senos una de las principales razones por las que las mujeres cancelan un entrenamiento o no se ejercitan, señala un estudio publicado en el Journal of Physical Activity & Health. Asegúrate de que las tuyas no te arrastren a la flojera. 

ENCUENTRA, POR FIN, EL BRA PERFECTO

 

Debe ser cómodo, sí, pero necesitas que te dé soporte, en especial si tienes bubis grandes. Un bra deportivo con tirantes gruesos, o busca el soporte que necesitas dependiendo el ejercicio e intensidad de tus rutinas. 





Trabaja tu core y tren superior para mejorar la estabilidad y fortalecer tu pecho.
TRÁTALAS COMO UN MÚSCULO

 

 

Si tus chicas duelen después de un entrenamiento, masajéalas con los dedos para incrementar el flujo de sangre. O ponles hielo (sobre la camisa, debajo de las axilas). Suena extraño pero puede reducir la inflamación posterior al ejercicio.





Tu ropa deportiva también tiene tiempo de vida, descubre cuando es el mejor momento para cambiar tu bra de ejercicio.
BÁJALE AL CONSUMO DE CAFEÍNA

 

¿En qué se relaciona el café con tu pecho? Pues bien, la cafeína puede provocar cambios químicos en tus chicas, lo cual, aunque no te cause daño, genera sensibilidad en ciertas mujeres. Mejor tómalo descafeinado durante una semana o dos para sentir alivio.