Fitness
 

Alimentos que marcan tu abdomen

 
 

Tener un abdomen marcado no solo es cosa de hacer mil abdominales, ingerir los alimentos correctos son la clave para sacar el six-pack que tanto deseas.

Por: Aleisha Fetters 9 de enero de 2017

No dejes estos alimentos fuera de tu lista:

Yogurt griego

Además de beneficiarte con 23 gramos de proteína por taza, el yogurt griego es una excelente fuente de calcio y probióticos. En un estudio realizado en el European Journal of Clinical Nutrition, las personas que tomaron una bebida de leche fermentada con probióticos diaria, perdieron un porcentaje significativo de grasa abdominal.

 Para poder alcanzar tus metas procura consumir un yogurt 100% natural sin saborizantes o azúcares añadidos. 

Proteína de suero de leche

Este tipo de proteína también contiene amino ácidos, los cuáles disminuyen el daño muscular y favorecen su recuperación.

Si eres de las mujeres que suele saltarse la ingesta de la proteína en polvo por intolerancia, este tipo de proteína no suele causar esos problemas estomacales.

Usa proteína de suero de leche para ayudarte a consumir un aproximado de 110 gramos por día. 

Granos enteros o integrales

Los carbohidratos complejos, especialmente aquellos derivados de los granos enteros son vitales para llegar a tus objetivos. La fibra que contienen estos granos reducen la grasa abdominal, te mantienen satisfecha por más tiempo y alejada de la chatarra.  

Espárragos

Consumir este alimento mantendrá tu nivel energético alto gracias a la vitamina B, además acelerará el trabajo de tu intestino gracias a la celulosa que contiene, evitando un poco la distensión abdominal.

También te ayudará como un diurético ligero, recuerda entre menos retención de líquido tenga tu cuerpo más resaltarán tus músculos. 

Almendras

Además de mantener en correcto funcionamiento tu tracto gastrointestinal, la fibra que contienen las almendras te mantendrán satisfechas y estabilizarán tus niveles de azúcar en la sangre. 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.