Las personas suelen ejercitarse con una emoción momentánea ¡voy a empezar a correr! ¡se me antoja hacer spinning!, y no hacen más que esa actividad hasta que el aburrimiento las lleva de regreso al sofá, donde permanecen hasta que una nueva tendencia de fitness despierta su interés.

Por: Araina Bond 25 de marzo de 2017

Intercala actividades, antes de que tengas oportunidad de aburrirte.

 

En lugar de tener una relación exclusiva con una sola actividad, intercala tus rutinas. Hacer mucho de una sola cosa no solo te lleva al aburrimiento, también te hace estancarte, opina Tony Greco, entrenador en Ottawa. “La variedad es la clave para obtener resultados, usar los músculos en diferentes formas derrite más calorías y acelera tu metabolismo”, asegura él. Así que combínalos desde el principio, antes de que tengas oportunidad de aburrirte.

Para mantenerte encaminada en tus días de actividad alterna, elige una que complemente tu rutina primaria. Esto es, si corres o haces bicicleta prueba intercalar estas actividades con sesiones de yoga para aflojar y alargar tus músculos; o métete a la alberca, donde podrás ganar resistencia mientras le das un descanso a los grupos musculares que usas habitualmente. 

Sigue motivada, ajusta tus metas y no tires la toalla