Dale un twist a tu rutina y prueba con una amiga estas 3 formas divertidas de entrenar.

Por: Araina Bond y Claire Martin 27 de marzo de 2017

Abdominales en pareja

Carga un balón medicinal de dos kilos, acuéstate boca arriba en el piso con los brazos estirados detrás de tu cabeza y las rodillas dobladas. Con los brazos estirados, encórvate y lanza la pelota a una pareja de entrenamiento que esté en la misma posición a tres metros de distancia. Ella debe atrapar el balón, bajar al piso, flexionarse y lanzártelo de vuelta.

La primera a la que se le caiga se le asigna la letra P y así sucesivamente hasta que una complete la palabra PREMIO. Esta será quién invite los smoothies posentrenamiento.

Prueba esta rutina para conseguir un mejor abdomen.

 

¡Chócalas!

 

Ponte en
 la posición superior de una lagartija. Pide a tu compañera de entrenamiento que se ponga en la misma postura frente a ti. Juntas, levanten el brazo derecho y choquen las palmas de las manos. Alternen de brazos el mayor número de veces que puedan. Échense porras hasta completar más y más repeticiones cada semana. 

 

 

Apuesta tus logros

 

Súbete a una caminadora o bici estacionaria junto a una amiga. Coloquen sus toallas sobre las pantallas de las máquinas. Apuesten el tiempo que se ejercitarán y luego adivinen cuántas calorías quemará la otra en ese tiempo. Descubran las pantallas al final del entrenamiento; quien se acerque más a la cuenta real, gana.