Expertos dicen que la manera en la que la gente entra al cuarto de pesas es muy similar a la de un niño entrando a un cuarto de juegos: atención a corto plazo y mil cosas por todo el lugar.

Por: Laurel Leicht 8 de junio de 2017

Muchas mujeres tratan de abarcar muchos ejercicios en sus entrenamientos y terminan haciendo muy poco.

Tres hábitos a los que debes ponerle un alto ¡ya!

1.FORZAR EL CARDIO EN TUS SESIONES

Puede ser una buena forma de obtener un entrenamiento dos en uno, pero no producirá la definición muscular que estás buscando. Es mejor programar tus entrenamientos de fuerza para que también tengan un buen resultado aeróbico. “Prefiero las superseries de fuerza, hacer dos ejercicios intercalados sin descanso entre cada uno, para mantener la intensidad y el ritmo cardiaco arriba, y trabajar más músculos en el menor tiempo posible,” comenta la entrenadora Heidi Powell, coautora de Extreme Transformation: Lifelong Weight Loss in 21 Days. Además estudios lo respaldan. Según un estudio en el Journal of Strength and Conditioning  Research, esta estrategia de entrenamiento te lleva a una mayor quema de calorías pos ejercicio

2. MEZCLAR COSAS CONSTANTEMENTE

 

Un poco de variedad, una sesión de boot-camp y uno que otro movimiento pliométrico para aumentar la intensidad, pero recuerda la moderación es la clave. Si cambias muy seguido de actividades te será más difícil medir tu progreso ya que no tendrás con que compararlo. La manera más sencilla de saber si tu entrenamiento de fuerza está funcionando, es tener al menos dos sesiones iguales semana tras semana. Así te darás cuenta si estás siendo más eficiente en los movimientos, si puedes cargar más peso o si te sientes con menos energía para los movimientos explosivos. 

3. AGREAR INESTABILIDAD A TODOS LOS MOVIMIENTOS

 

 

Estamos de acuerdo en que las variaciones a una sola pierna y pararte en un bosu, activan tu centro para poder balancearte, pero normalmente no puedes agregar tanta resistencia para realmente maximizar la ganancia de fuerza cuando estás tan inestable. Además, dice Powell “realizar más de lo que realmente estás lista para hacer, solo aumentará el riesgo de una lesión y te frustrará en el proceso.”

 

Reliza esta rutina para unos glúteos y abdomen de impacto