Fitness
 

Qué es el entrenamiento de contrastes

 
 

Trabaja más fibras musculares.

Por: @womenshealthmx 9 de septiembre de 2017

Esta técnica requiere hacer ejercicio de resistencia con pesas, e inmediatamente seguir con movimientos explosivos con el peso de tu cuerpo que trabajen el mismo grupo muscular. “En el entrenamiento de contraste, el tipo de movimiento del segundo ejercicio debe ser similar al primero”, explica Barry Lovelace, especialista en rendimiento del deporte.

Truco quemagrasa:

Sigue con un movimiento explosivo después de uno de fuerza, esto hará que tu cuerpo trabaje más fibras musculares.

En un estudio, investigadores de la Universidad de California hallaron que este tipo de entrenamiento (también conocido como entrenamiento concurrente) incrementa el músculo magro al tiempo que reduce el porcentaje de grasa corporal.

 

Pruébalo:

 

Toma una pesa de tres a cinco kilos en cada mano y párate con los pies abiertos a la misma distancia que la cadera. Baja en posición de sentadilla (como si estuvieras sentándote en una silla) hasta completar 10 repeticiones. Deja las pesas y haz entre cinco y 10 saltos de rana: baja en posición de sentadilla, empújate con los talones y salta; cae suavemente para realizar otra repetición. Descansa de uno a tres minutos, luego haz de nuevo la secuencia trabajando hasta completar cinco o seis series.

 

Mantenerte bien hidratada ayudará a tu desempeño, en unas investigaciones de la Universidad de Connecticut las personas bien hidratadas hicieron 17% más repeticiones en tres series.

 

Cómo mejorar tu ejecución de peso muerto

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Sep

09

La vitamina y la báscula
Tal vez culpes a tu dulce paladar cuando aumenta el número en la báscula, pero el verdadero causante podría ser lo que no estás comiendo. Nuevos datos en el Journal of the American College of Nutrition demuestran que los adultos con sobrepeso tienen niveles más bajos de vitamina A, relacionada a la regulación de las células de grasa, que quienes se encuentran en su peso ideal. Asimismo, investigaciones previas han demostrado que aquellos con índices reducidos de vitamina D son más propensas a ganar peso.