Los nadadores profesionales permanecen un tiempo mínimo en la pared al hacer la vuelta de campana en posición de “bolita” y tan suavemente que apenas salpican, y repentinamente ya se encuentran haciendo la flecha por debajo del agua.

Por: @womenshealthmx 9 de septiembre de 2017

Te decimos cómo prepararte para lograr la vuelta de campana:

Practica

Esas volteretas por debajo del agua que perfeccionaste cuando eras pequeña te serán muy útiles. Practica unas cuantas en el centro de la alberca: impúlsate hacia el fondo y erróllate como si fueras una pelota, llevando las rodillas a tu pecho y la barbilla a las rodillas. Hazlo hasta lograr giros rápidos.

Saca el aire

Sopla todo el tiempo por la nariz, así evitarás inhalar una gran cantidad de agua.

Mide la distancia

Comenzando a unos cuatro metros del final de la alberca, nada de estilo libre hacia la orilla. A una distancia de un brazo de separación de la pared, mete la barbilla y las rodillas hacia tu pecho. A la mitad del movimiento, presiona los pies contra la pared a unos 45 cm por debajo de la superficie.

Desenróllate

Desde esta posición, impúlsate de la pared y desenróllate hacia delante y boca abajo. Extiende los brazos sobre tu cabeza y déjate hacia delante, saliendo a la superficie una vez que empieces a perder el impulso.