Fitness
 

¿Te saltaste el día de gym y te sientes mal?

 
 

¡A todas nos puede pasar!

Por: @womenshealthmx 12 de octubre de 2017

No te estrese si faltaste un día al gym o a tu clase de bici, ese día no será el que defina tu peso, lo que sí es que no te acostumbres ya que puede convertirse en un mal hábito y eso sí podrá romper con tus objetivos fitness.

“Nuestras mentes tienen un efecto impresionante en la manera en la que nos sentimos físicamente, aun si no hemos subido de peso”, afirma la doctora Kim Nolte, experta en fitness.

Te quedaste en casa sin ganas de salir, no te preocupes una rutina corta y rápida puede ser una gran opción.

 

SENTADILLA CON BANDA DE RESISTENCIA

Toma los extremos de una banda de resistencia con cada mano y párate en la mitad, con los pies separados al ancho de los hombros, las manos a la altura de estos y las palmas encontradas. Baja en una sentadilla hasta que los muslos queden paralelos al piso. Realiza 3 series de 12 a 15 cada una.

 

PASITOS CON BANDA DE RESISTENCIA

Colócate la banda en tus piernas a la altura de los muslos. Da un paso hacia la derecha manteniendo la banda tensa, regresa a la posición inicial y da un paso a la izquierda. Sigue alternando hasta realizar 20 repeticiones (10 con cada pierna). Haz 3 series.

 

PLANCHA

Ponte en posición de lagartija y lleva tu peso a los antebrazos (los codos deben quedar paralelos a tus hombros). Quédate de esa forma alrededor de 30 a 60 segundos manteniendo en todo momento la espalda recta. Hazlo tres veces.

Rutina de abdomen.

 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Oct

12

La terapia que necesitas
Una sesión de sudor intenso puede darte la tranquilidad que necesitas después de un mal día, y no solo porque libera endorfinas que te proporcionan bienestar. Un estudio del Medicine & Science in Sports Medicine encontró que el efecto relajante podría estar ligado a la seguridad que brinda el ejercicio regular. Estar inconforme con tu apariencia te hace sentir ansiosa, afirma Rodney K. Dishman, especialista y autor de la investigación. Ponerte en movimiento mejora tu imagen corporal y, como resultado, reduce el estrés. Procura hacer cuando menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa por semana, especialmente rutinas de fuerza y actividad aeróbica, comenta Dishman.