Razón #1 por la que no estás viendo los resultados de tus entrenamientos de pompa

Publicado el día 17 de Octubre del 2017, Por EMILY ABBATE

Para que estemos en la misma frecuencia, creemos que debes saber que tu trasero es glorioso. Te proporciona el cojín perfecto cuando te sientas y se ve increíble con un par de jeans.

Aqui va un banner...

Tres músculos juntos, el glúteo mayor, el glúteo medio y el glúteo menor constituyen tu trasero (técnicamente llamados glúteos).

Y es posible que no te hayas dado cuenta de esto, pero el glúteo mayor es el músculo más fuerte de tu cuerpo.

Es el principal extensor del hueso de la pierna y ayuda a impulsar el cuerpo hacia adelante cuando caminas o corres.

"Los glúteos son uno de los músculos más importantes del cuerpo debido a su tamaño, posición y múltiples capas y funciones", dice Austin López, C.S.C.S. y entrenador en DIAKADI en San Francisco.

Pero algunas mujeres padecen el síndrome de glúteos adormilados.

La mayoría de las mujeres con glúteos "somnolientos" pueden echarle la culpa a estar sentadas constantemente en el escritorio o a esos maratones de Netflix, por desactivar los músculos del trasero.

¿No eres de esas que se queda quieta? Entonces puede ser que tengas otros músculos tensos empujando tus caderas fuera de lugar, desalineando el músculo del glúteo y dando resultado a la incapacidad de activarlo adecuadamente, dice López.

¿Pero cuál es el gran problema? Bueno, si tus glúteos están cansados, puedes estar desperdiciando tu tiempo haciendo todos esos desplantes. Un músculo que no está activado no experimentará la misma cantidad de crecimiento, y como otros músculos trabajan horas extras para compensar el mal funcionamiento, podrías estar arriesgándote a tener lesiones.

Aquí hay dos signos reveladores de que tus glúteos no están funcionando: