Con la aprobación de tu médico, sigue esta guía de la entrenadora Sara Haley, creadora de los DVD de rutinas de ejercicios Expecting More.

Por: @womenshealthmx 31 de octubre de 2017

Las sesiones de sudor durante el embarazo no solo te ayudan a controlar tu peso: una investigación demuestra que ejercitarte tres días por semana podría reducir la primera fase de labor por más de dos horas.

 

> PRIMER TRIMESTRE

 

Probablemente notes una disminución de energía, así que sé un tanto permisiva en tu rutina diaria. Añadir movimientos para trabajar el torso y resistencia (planchas, puentes y pasos subiendo y bajando de un banco) te ayudará a recuperar la fuerza una vez que seas mamá.

> SEGUNDO TRIMESTRE

 

¡Has recuperado la resistencia! Continúa con el entrenamiento para trabajar el torso (¡planchas, mas no abdominales!), y procura hacer cardio moderado de tres a cinco ocasiones por semana; si comienzas a sentir dolor en el tren inferior, opta por actividades de bajo impacto como el ciclismo o la natación.

 

> TERCER TRIMESTRE

 

No es el momento de añadir intensidad, pero apégate a cualquier ejercicio que te haga sentir bien. Incluye yoga pre-natal (sin torsiones profundas) para fomentar la flexibilidad. Evita los movimientos del torso que provoquen tensión en el abdomen, como las clásicas abdominales de crunch.

 

 

Yoga prenatal.