Te damos algunos puntos que podrías no estar tomando en cuenta para tu vida fitness

Por: @womenshealthmx 15 de marzo de 2018

A veces no ves resultados porque te hace falta hacer algunas simples modificaciones en tus ejercicios o incorporar elementos que puedan ayudarte a cuidar tu herramienta de trabajo: Tu cuerpo.  

 

ENRÓLLATE

Investigaciones demuestran que los rollos de espuma mejoran el rango de movimiento durante las rutinas, además de mitigar el dolor post-ejercicio. Es una manera rápida y sencilla de minimizar las adherencias y nudos en el tejido suave, de tal manera que tus músculos y ligamentos podrán moverse con total libertad.

HAZLO ASÍ

Pasa el rollo por todo tu cuerpo Comenzando por tus pantorrillas, usa un rollo de espuma o pelota en los grupos musculares más grandes, tendones de las corvas, glúteos, cuádriceps, bandas iliotibiales y hombros, enfocándote principalmente en las partes adoloridas o muy tensas.

 

Mueve la cadera

Las mujeres suelen descuidar los flexores de la cadera tanto como su presupuesto en las ventas nocturnas. Pero unos flexores tensos pueden interferir con el movimiento adecuado en los ejercicios, como sentadillas y desplantes; también previene lesiones (un estudio halló que las corredoras lesionadas eran más propensas a tener flexores de la cadera débiles que aquellas que no estaban lastimadas).

HAZLO ASÍ

Estira los flexores de la cadera Híncate sobre la rodilla derecha con las manos detrás de tu cabeza. Contrae el glúteo derecho mientras llevas ese lado de la cadera hacia delante. Mantente 30 segundos y cambia de lado.

 

ACTIVA ESOS GLÚTEOS

Todo ese tiempo que permanecemos sentadas hace que nuestros músculos se vuelvan perezosos, incluso al ejercitarnos. Este movimiento los pone a trabajar de tal manera que se mantienen siempre energizados y listos para dar pelea.

 

HAZLO ASÍ

 

Puente de cadera marchando Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas. Eleva la cadera hasta que tus rodillas y hombros formen una línea recta. Alterna levantando la pierna izquierda y luego la derecha. Haz 10 repeticiones de cada lado.

 

INVOLUCRA LOS TOBILLOS

 

Pobrecitos, rara vez les hacemos caso. Pero aquí te decimos por qué deberías prestarles un poco de atención: unos tobillos firmes dan un poco de tensión extra a las rodillas y la ca- dera cuando haces algo que requiere una flexión de esta zona, como correr o saltar, y al subir y bajar en un banco (por mencionar algunos). Y si eres fanática de los tacones altísimos, debería importarte aún más ejercitar esta zona corporal.

 

HAZLO ASÍ

 

Dorsiflexión de tobillos de pie Coloca ambas manos en una pared con un pie 60 o 90 centí- metros adelante del otro, el pie que esté

al frente debe quedar a unos cuántos cen- tímetros de la pared. Lentamente lleva la rodilla que está enfrente hacia la pared y luego regrésala a la posición inicial. Haz todas las repeticiones hacia ese lado y luego invierte la posición de las piernas.