Aunque cambien tus prioridades, hay aspectos que debes tomar en cuenta.

Por: @womenshealthmx 20 de marzo de 2018

Cuando te inscribes a una carrera tus prioridades cambian de manera natural: en poco tiempo tu única preocupación se convierte en alcanzar el kilometraje semanal requerido. Pero ese es un gran error. El fortalecimiento disminuye el riesgo de lesiones, incrementa tu potencia y te ayuda a controlar la velocidad en las pendientes.

No importa para qué distancia entrenes –desde 5 km hasta un maratón–, necesitas hacerte tiempo para practicar fuerza dos días a la semana, concentrándote en movimientos que te ayuden a conservar tu vigor en cada kilómetro, tales como ejercicios para estabilidad en el centro y a una pierna (como desplantes y sentadillas).

 

Desplante en reversa con flexión y press

 

Sostén un par de mancuernas a los lados, da un paso hacia atrás con el pie izquierdo y flexiona ambas rodillas para bajar en un desplante (a). Con los codos cerca del cuerpo, gira las palmas hacia ti y lleva las pesas a la altura de los hombros (b), luego gira las palmas 180° y dirige a ambos brazos sobre tu cabeza (c). Baja las pesas a los lados, luego impúlsate con el talón y párate. Esa es una repetición. Repite hacia el otro lado y continúa alternando.

 

Liberación de laterales

 

Toma un par de mancuernas y párate con los pies juntos, las pesas elevadas con los brazos estirados sobre tu cabeza y las palmas viendo al frente (a). Dobla los codos lentamente a los lados hasta que las pesas queden a la altura de los hombros (b). Impulsa las mancuernas rápidamente sobre tu cabeza para volver a la posición inicial. Esa es una repetición.