Nutrición y Control de Peso
 

Pay de manzana saludable

 
 

Prepara esta sencilla receta de pay de manzana y deja a tus invitados boquiabiertos.

Por: @womenshealthmx 30 de noviembre de 2016

MENOS GALLETA

Para hacer que tu pay sea más ligero de manera instantánea, evita la costra de galleta. En lugar de eso, añade un toque crujiente preparándolo con avena entera, la cual, según investigaciones, está relacionada con la pérdida de peso. El betaglucano, un tipo de fibra presente en la avena, también contribuye a prevenir la enfermedad cardiaca y diabetes.

UNA MEJOR MANTEQUILLA

La mantequilla de almendras es rica en grasas monoinsaturadas, la variedad que se relaciona con una menor grasa abdominal. También contiene minerales esenciales como magnesio, hierro y calcio.

REDUCE Y QUEMA CALORÍAS

En un estudio, las personas que comían porciones pequeñas de refrigerios ricos en grasa ingirieron menos, en general, que quienes solo tomaban antojos poco sanos, además de que reportaron sentirse igualmente satisfechos.

Ingredientes:

4 cdas.de mantequilla de almendras

1⁄2 taza de hojuelas de avena

1⁄4 de taza de nueces y almendras picadas

1⁄4 de taza de hojuelas de coco sin endulzar

2 cditas. de canela divididas

1 cda. de miel

1 manzana

1⁄4 de cdita. de nuez moscada molida

1⁄4 de cdita. de cardamomo rallado

2 cditas. de jugo de limón

Preparación

Precalienta el horno a 180 ̊ C. Sirve una cda. de mantequilla de almendras en cuatro cubiertas de papel para panqués de 180 g. En un bowl, combina la avena, las nueces, el coco, una cdta. de canela y la miel.

Lava la manzana, quítale el centro y córtala en cubos; en un recipiente aparte, combina la manzana con la canela, las especias restantes y el jugo de limón.

Reparte los trozos de manzana en las cubiertas de papel y agrega la preparación de avena. Hornéalos por 15 a 20 minutos. 

Este postre también te puede encantar: Pudín de calabaza.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.