Nutrición y Control de Peso
 

Qué debes comer si seguirás la dieta paleo este año

 
 

La dieta paleo ha tenido gran aceptación entre los practicantes de CrossFit, así como con gente que simplemente busca estar en forma de sanar uno o varios padecimientos recurrentes.

Por: @womenshealthmx 30 de diciembre de 2016

La mayoría de los atletas con los que platicamos respetan una dieta paleolítica un 80 a 90% del tiempo se permiten algunos “antojitos” dos o tres veces por semana. No se trata de volverse radical, sino de tener hábitos sanos y sostenibles a largo plazo. 

Si este año tienes entre tus propósitos cambiar tu hábito alimenticio y quieres probar la dieta paleo, esta lista podrá ser una gran guía. 

QUÉ SÍ

 

-   Carnes libres de pastoreo                

-   Frutas frescas                                        -  Nueces

-   Vegetales fresco                                    -  Semillas

-  Huevos                                                    -  Aceites de olivo, linaza o coco

                               

LLÉVALA BALANCEADA: incluye todos los grupos de alimentos. 
QUÉ NO

 

Granos                                                              Comida chatarra 

Azúcar refinada                                               Lácteos                                

Leguminosas (incluyendo cacahuates)      Alimentos procesados

Comida muy salada                                        Aceites vegetales refinados

  Papas 

Retira lácteos, azúcares añadidos, y en general, todo lo que lleve ingredientes químicos cuyos nombres no seas capaz de pronunciar. 

Complementa tu dieta paleolítica con estas conductas, Complementos para la dieta paleolítica.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Dic

30

El balance energético en tu vida
El balance energético es el equilibrio entre la energía consumida a través de los alimentos y la energía gastada durante el día por medio de cualquier actividad incluyendo tu rutina fitness. Si tu consumo y gasto de energía son iguales, se mantiene el equilibrio en cuanto al depósito calórico que afecta directamente al peso corporal, pero cuando la ingesta es mayor al gasto, se presenta el aumento de peso debido al aumento de tejido adiposo, siendo un balance energético positivo. Y el balance energético negativo se da cuando la ingesta de energía es menor al gasto, lo que produce una disminución del peso corporal.