Nutrición y Control de Peso
 

Extractor vs. licuadora para hacer tus jugos

 
 

El gran tema entre meter tus frutas y verduras a la licuadora, y en el intento perder gran cantidad de sus nutrientes, se debe al calor y las aspas. Estos dos factores oxidan los alimentos y nunca terminan por dejar completamente uniforme tu bebida.

Por: Fernanda López 11 de enero de 2017

Existe una opción que permite que las frutas y verduras conserven sus propiedades sin cortarlas ni quemarlas, al mismo tiempo que tu estómago se ahorra toda la energía para procesar los alimentos y la invierte en tus actividades destacadas: los extractores que asemejan su funcionamiento al de un molino. Esto convierte tu jugo natural automáticamente en una bebida altamente saludable y sensacional, e incluso ya puedes dejarlo listo y refrigerado desde una noche antes (o hasta 48 horas) sin que pierda sus nutrientes y enzimas.

Con la tecnología de hoy en día, tener una vida más healthy es fácil, rápido y rico, ya que la consistencia es otro plus que te dan algunos de estos aparatos, tú recibirás cada gota de tus frutas y verduras, mientras que el extractor se encarga de separar los residuos que no le aportan nada a tu cuerpo pero sí requieren que tu estómago haga un gran esfuerzo para digerirlos.

Conoce estos alimentos que te hidratan y sácales todo el jugo posible.

Además de jugos, con un buen extractor puedes preparar salsas, sopas y ¡hasta postres! Encuentra aquí algunas recetas que te harán amar tu extractor. También aprende a comer frutas y verduras.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Feb

11

Un peso saludable...
El IMC no lo es todo. Un estudio nuevo halló que más de una tercera parte de las personas con riesgo de sufrir problemas asociados a la obesidad se consideran sanas en términos generales. ¿Un marcador contundente? Tú índice cintura-estatura, el cuál indica la grasa abdominal extra (relacionada con enfermedades cardiacas y diabetes). Corta un trozo de estambre del largo de tu estatura, luego dóblalo a la mitad y envuélvelo alrededor de tu cintura. Si los extremos coinciden, tu cintura es menor a la mitad de tu altura, el rango ideal. ¿Demasiado apretado? Es hora de eliminar unos kilos de grasa.