Nutrición y Control de Peso
 

Cómo asar las castañas

 
 

La nuez de temporada tiene asociaciones románticas con el clima invernal, las reuniones de vacaciones y las noches acogedoras en el interior. Pero requieren un poco más de mantenimiento y, por lo tanto, son un poco más intimidantes que otras nueces como las almendras y las nueces.

Por: @womenshealthmx 13 de noviembre de 2017

Si bien la mayoría de los frutos secos se pueden comer crudos, es posible que desees hacer una excepción para las castañas. “No tienen tanto sabor y son difíciles de pelar cuando están crudas,” dice Ann Bhagwandin, autor de The Chestnut Cookbook: Recipes, Folklore and Practical Information. Tienen una cáscara externa más gruesa que es como el cuero y una cáscara interna que es una película, que se ve en las nueces. En las castañas, el sabor es medio papeloso y amargo. Si lo comes crudo, pela la piel antes de hacerlo."

Sin embargo, la versatilidad y los beneficios para la salud de las castañas hacen que valga la pena el esfuerzo, según la entrenadora de salud Sara Quiriconi. "Las castañas son uno de los frutos secos menos mencionados en la familia, pero tienen una buena combinación de nutrientes, beneficios para la salud, fibra, vitamina C, entre muchos otros".

Puedes encontrarlos en el super de octubre a enero, dice Bhagwandin. Cuando seleccionas tus castañas, cualquier olor o color "apagado" significa que probablemente esté podrido, agrega. Aprieta firmemente y deberían ser duras con muy poca elasticidad. Guárdalas en la sección más fresca del refrigerador donde pueden mantenerse frescas, dice Bhagwandin. Eso es porque tienen un contenido de grasa más bajo que cualquier otra nuez, lo que los hace más perecederos.

 

Aunque es posible que no tengas acceso a una parrilla al aire libre para asar tus castañas de la manera tradicional, Quiriconi dice que también puedes hervir, hornear, asar a la parrilla, asar en el horno e incluso dorar las castañas antes de comer. Aquí hay un método sin complicaciones para asar castañas en tu horno:

 

1. Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit.
2. Corta una forma de "X" en el lado plano de cada castaña (déjales la capa externa).
3. Coloca las castañas en una bandeja para hornear para que no se encimen.
4. Asa 10 minutos y da vuelta; asa por 10 minutos adicionales.

 

Al asar, la cubierta exterior se agrietará, lo que facilita su desprendimiento. Una vez que estén fuera del horno, quítales la cáscara y la piel con las manos mientras las nueces aún estén calientes (¡claro, sin quemarte los dedos!). Si tienes problemas, Quiriconi dice que es posible que tengas que aplastar los caparazones para poder abrirlos.

Una vez tostadas, puedes agregarlas a muchos tipos diferentes de platillos, ya que absorben sabores como el tofu. Para el postre, combinan mejor con los sabores de vainilla y canela, dice Bhagwandin. Para un plato sabroso como la sopa minestrone, agrega orégano y albahaca. Córtalas y revuelve sobre una ensalada o mezcla en una sopa. O bien, ¡puedes comerlas directamente del caparazón! También nos encanta el pilaf de castaña y el relleno de castañas.



Prueba estos deliciosos higos rellenos

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Nov

13

Otra razón para comer berros
Según un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los berros son el vegetal con sabor a pimienta que contiene más nutrientes por caloría que las espinacas, la col, el brócoli y otros vegetales. Añade esta planta de hoja verde a tus omelets, sofritos o a la pizza para ingerir una buena porción de hierro, riboflavina, niacina, ácido fólico y vitaminas B6, B12 y K.