Hambrienta y de malas es solo el comienzo.

Por: www.womenshealthmag.com 12 de abril de 2018

Si beber vinagre de manzana a diario y mágicamente disminuir dos tallas suena demasiado irreal, eso es porque sí lo es. Claro, si estás usando vinagre de manzana para reemplazar un condimento que es una bomba de calorías como la mayonesa, entonces podría ayudarte a perder algo de peso, dice Leslie Bonci, R.D., propietaria de “Active Eating Advice”. Pero ese es el caso de cualquier vinagre, no solo el de manzana, y no hay mucha evidencia de que ese aceite en específico contenga alguna de las principales ventajas de salud que algunas celebridades (saludos Kourtney Kardashian) juran que han experimentado bebiéndola.

Si todavía insistes en ver de qué se trata todo el escándalo, agregar una dosis diaria de vinagre de manzana  a tu dieta probablemente no sea peligroso. Esto es lo que puedes (y no puedes) esperar que le suceda a tu cuerpo, dice Bonci.

1. Tu sistema inmune puede empeorar

Existe evidencia que sugiere que los probióticos y las bacterias intestinales saludables se traducen en un sistema inmune fuerte. El vinagre de manzana es un líquido fermentado, y la fermentación tiene propiedades probióticas, por lo que podría ser un refuerzo de inmunidad ... ¿verdad? Probablemente no, dice Bonci.

Los alimentos fermentados pueden ayudar a aumentar las bacterias buenas en el intestino, dice ella, y algunos, como el chucrut, vienen en una base de vinagre. Pero el vinagre solo, probablemente no va a brindar el golpe probiótico que necesitas para hacer una diferencia en tu sistema inmune. Y Bonci dice que si te vuelves loca con el vinagre de manzana, puedes expulsar otros nutrientes de tu dieta, lo que en realidad es malo para tu sistema inmunológico.

2. Puedes sentirte extremadamente débil

Con el riesgo de sonar obvias, si intentas subsistir principalmente con bebidas de vinagre de manzana, obtendrás muy pocas calorías para funcionar. "Realmente crea esa sensación de desequilibrio por largo tiempo", dice Bonci.

Si deseas comenzar a consumir más vinagre de manzana, Bonci sugiere tenerlo como parte de una comida que también incorpore verduras, proteínas y carbohidratos, idealmente como un reemplazo para un aderezo más pesado. De esta forma, tu cuerpo todavía obtendrá el combustible que necesita, y se ahorrará unas calorías innecesarias en el proceso.

3. Podrías perder peso, pero solo temporalmente

Eso es porque el peso que hayas "perdido" es principalmente peso de agua, dice Bonci. "Así que cuando reemplaces esa agua, volverás a subir de peso".

Si adelgazas con una dieta de vinagre de manzana, sería similar a cualquier dieta de choque, de modo que la rápida pérdida de peso podría alentar tu metabolismo y hacer que te cueste perder kilos en el futuro, dice Bonci.

4. Tu apetito en realidad podría aumentar

Se rumora que el vinagre de manzana es un supresor del apetito (nuestra escritora que trató de beberlo diariamente informó que no notó un cambio en la cantidad de hambre que tenía). De hecho, Bonci dice que las personas que beben una gran cantidad de vinagre de manzana diluido en realidad podrían terminar con más hambre porque el vinagre tiene un bajo valor calórico.

"Te sientes llena en el momento en que lo estás consumiendo, porque acabas de consumir un galón de agua, pero cuando lo saques, estarás más hambrienta que antes", dice.

5. Podrías tener serios problemas estomacales

"Debido a que el vinagre es ácido, algunas personas no lo toleran", dice Bonci. No todas experimentarán esto, pero si tiene colitis, inflamación en el tracto digestivo o simplemente eres propensa a padecer dolores de estómago, es probable que desees alejarte.

La conclusión: Bonci dice que el vinagre, cualquier vinagre, es una gran opción para agregar sabor a los alimentos sin alterar tu valor calórico. Pero no es una poción mágica, así que no esperes una gran transformación.