Salud
 

Estrategias antivirales

 
 

Aplica estas estrategias antivirales y siéntete mejor.

Por: @womenshealthmx 25 de noviembre de 2016

Caso 1: te duele la cabeza porque estás resfriándote, pero tu novio insiste en tener intimidad contigo.

TU IMPULSO: ¿sexo... ahora? Mejor se besan y ya.

LA REACCIÓN ADECUADA: ya que los virus pueden vivir en los fluidos de tu nariz y garganta, el contacto facial prolongado –así como el toque de lenguas– implica que tus gérmenes migren a su nariz y boca. En lugar de eso, si tienes ganas, échense un rapidín, aconseja el doctor en medicina Travis Stork. Simplemente eviten que haya contacto entre sus rostros y asegúrense de lavarse las manos antes y después. El plus: investigaciones sugieren que la intimidad libera hormonas que alivian el dolor y te hacen sentir mejor.

Caso 2: es la hora de la cena, tienes fiebre y no sabes qué o si deberías comer.

TU IMPULSO: matar de hambre la fiebre, el resfriado o la gripe.

LA REACCIÓN ADECUADA: la fiebre sube tu temperatura corporal, lo cual,
a su vez acelera tu metabolismo y la necesidad de consumir combustible. 
Lo que es más, tu sistema inmunológico requiere de energía (es decir: calorías) para trabajar. Come caldo de pollo y coco fresco. El ácido láurico (un elemento presente en ambos alimentos) tiene propiedades antivirales y acelera la recuperación.

Caso 3: te sientes fatal pero mueres por un café matutino.

TU IMPULSO: no beberlo. La cafeína intensifica los síntomas del resfriado, ¿cierto?

LA REACCIÓN ADECUADA: ¡Bébelo! El café está repleto de antioxidantes que fortalecen tu sistema inmunológico. Pero no te pases de dos tazas al día; si consumes más de 30 mg de cafeína puedes deshidratarte, explica el Dr. Stork. Y controla tu ingesta de azúcar, ya que si tomas demasiada puedes suprimir tu sistema inmunológico. En lugar de ello, endulza tu café con unas gotas de miel, un supresor de resfriados natural (¿tienes sed de algo más fuerte? Toma una copa de merlot. Un estudio descubrió que quienes bebían vino tinto tenían menos probabilidad de contagiarse de un resfriado que los abstemios).

Te compartimos estas 3 bebidas contra resfriados

Dato curioso:

Un estudio publicado en el Journal of Fluid Mechanics descubrió que las gotas de estornudos o tos pueden viajar hasta 10 metros en segundos 
y luego circular en una “nube de gas invisible que se mueve como humo” durante varios minutos antes de aterrizar en las superficies que te rodean. 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.