Salud
 

Evita el síndrome del viajero

 
 

La doctora María Isabel Guevara Saldívar, quien es especialista en angiología y cirujana vascular, nos comparte 7 recomendaciones para evitar una Trombosis Venosa Profunda (TVP), conocida como “Síndrome del Viajero”, esta condición se relaciona con la formación de coágulos que afectan la circulación de la sangre en las piernas.

Por: @womenshealthmx y María Isabel Guevara 30 de noviembre de 2016

Disfruta tus próximas vacaciones con estos consejos:

Tobillos: separa un pie del suelo y, en el aire, dibuja círculos hacia un lado y hacia el otro. Alterna entre estirar la punta del pie y flexionar el tobillo hacia arriba. Repite el movimiento 10 veces con cada pie.

Hombros: con los codos pegados al cuerpo, eleva los hombros (como si quisieras tocar con ellos tus orejas), mantenlos arriba cinco segundos y vuelve a bajarlos hasta una posición cómoda. Repítelo 10 veces para relajar la zona alta de la espalda.

Cuello: esta es una de las zonas del cuerpo que más sufre en los viajes largos. Sin los accesorios adecuados, podemos dormir en posturas incómodas que ocasionan tirones o contracturas. Te recomendamos mover el cuello de vez en cuando. Dibuja círculos lentamente hacia un lado y hacia el otro.

Respiración: este ejercicio sirve para relajarte. Inhala todo el aire que puedas por la nariz y mantenlo durante unos segundos en tus pulmones. Expúlsalo lentamente por la boca. Realiza cinco inhalaciones profundas. Detente si sientes mareo.

Pelota antiestrés: si te es posible, lleva una pelota mediana. Es muy útil en viajes largos. Con ella puedes ejercitar las piernas colocándola entre las rodillas, apretando hacia el centro y relajándolas unas 10 veces. También sirve para ejercitar los brazos si la tomas entre las palmas de las manos, frente al pecho, con los codos paralelos al suelo y la aprietas. Las pelotas pequeñas son ideales para trabajar antebrazos y muñecas: tómala en la palma de tu mano y apriétala.

Abdominales: Si es posible, mientras estás sentada, levanta ligeramente ambos pies del suelo a la vez, intentado acercar tus rodillas hacia tu pecho. Mantén la posición durante 10 segundos y vuelve lentamente a apoyar tus pies en el suelo. La fuerza debe provenir del abdomen, la espalda debe mantenerse erguida (apoyada completamente en el respaldo del asiento) y tus brazos y hombros relajados.

Medias de compresión. Una excelente y sencilla medida preventiva durante tus traslados en estas vacaciones, es el uso de medias y calcetines de compresión graduada (y tallas personalizadas), estimulan la circulación sanguínea y ayudan a prevenir hinchazón en las piernas, además su uso constante ayuda a evitar o eliminar síntomas de pesadez, dolor y cansancio en piernas y tobillos durante un viaje. 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.