Salud
 

Recomendaciones para mejorar tu sueño

 
 

Mejora tu calidad de sueño a partir de este momento, siguiendo los puntos que nos proporcionó un experto.

Por: Fernanda López 18 de enero de 2017

La melatonina, taurina, magnesio, L-theanina, bálsamo de limón y passiflora, son algunos suplementos identificados en el Centro de Nutrición y Medicina Funcional (CNMF), del Dr. Sergio Hernández Gutiérrez (Fundador y Director), para ayudar a los pacientes que tienen problemas para dormir.

En los 10 mandamientos de una mujer healthy, el sueño es un básico.

Recomendaciones para mejorar tu calidad de sueño y por ende tu vida, drásticamente:

-    Evita estimulantes como cafeína y alcohol desde las 12:00 pm.

-    No tomes siestas mayores a 45 minutos

-    Evita descongestivos nasales o medicamentos para la gripe.

-    Evita la actividad física después de las 6:00 pm y no realices actividades que te puedan provocar ansiedad, cerca de tu hora de dormir.

-     Procura omitir la televisión o dispositivos digitales en tu cuarto.

-     Mantén un horario de sueño fijo de entre 7-9 horas y no te vayas a la cama después de las 11:00 pm.

-    Realiza una cena ligera evitando comida muy condimentada o picante, y realiza tu último alimento 3 horas antes de irte a dormir.

-    Limita la ingesta de líquidos y toma una ducha de agua caliente.

Conoce la escala de estas actividades que te ayudan o no a dormir

Para observar cambios casi inmediatos, el Dr. Sergio Hernández Gutiérrez, Fundador y Director del Centro de Nutrición y Medicina Funcional (CNMF), asegura que “es importante iniciar un tratamiento de manera oportuna para mejorar el control de glucosa, disminuir tu presión arterial, disminuir el hígado graso, entre otras mejoras”.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.