Salud
 

5 formas de disminuir los síntomas de una infección urinaria

 
 

Pocas cosas son tan dolorosas como una infección del tracto urinario, que puede afectar tu uretra, riñones y vejiga, y como ya sabrás sientes como si estuvieras haciendo pipí de fuego. Incluso puede llevarte a un daño permanente de riñones, si no es tratado correctamente. ¿Entonces qué es lo que debe hacer una mujer… con una vagina ardiendo en fuego?

Por: Krissy Brady 25 de enero de 2017

Tristemente, la única manera de curar una infección es con antibióticos. “Otros agentes que se pensaba que ayudaban a tratar estas infecciones, realmente no matan las bacterias,” dice Kelly M. Kasper médico de la Indiana University Health.

“Pueden ayudar a prevenir o a diluir la bacteria, o como remedio para los síntomas pero no para tratarla y eliminarla. “ Normalmente los antibióticos son recetados con algunos medicamentos complementarios para tratar los síntomas (como por ejemplo ardor al orinar, dolor en la parte baja del abdomen y malestar).

Te damos alguna formas de prevenir y aliviar el dolor si ya tienes la infección:

Dale a tu cuerpo vitamina C

Tomar vitamina C o suplementos es una forma de prevenir el crecimiento de las bacterias causantes, ya que mantiene el ácido natural de la orina, dice Sherry Ross, médico en Providence Saint John’s Health Center. Entre más ácida sea la orina es, menos probable que se formen bacterias, dice Kasper. Además le darás un boost a tu sistema inmunológico.

Toma suficiente líquido

No dejes de llenar tu botella de agua. Al subir tu consumo de agua, bajarás los niveles de bacteria presentes en tu vejiga o en el tracto urinario

No más juguetes sexuales

Si eres de las mujeres que tiene infecciones regularmente, también puede estar relacionado a tu vida sexual. “Cuando tienes relaciones las bacterias pueden entrar a la uretra y causar una infección,” dice Yamaguchi, quien recomienda ir al baño antes y después de tener sexo para bajar la posibilidad de contraer infecciones

Toma jugo de arándano

El arándano puede aliviar los síntomas de una infección, como la sensación de ardor al ir al baño. “El arándano aumenta la acidez de tu orina, lo que ayuda a disminuir la posibilidad de que se formen más bacterias,” dice Kasper.  

Tomar manosa

Este suplemento contiene agentes similares a las del arándano. "Pensamos que la manosa, así como el jugo de arándano, ayuda a prevenir que las bacterias se queden pegadas a la vejiga o a las paredes de la uretra,” dice Yamaguchi, aunque algunos investigadores no han confirmado esta teoría. 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.