Salud
 

Encuentra el balance en tu alimentación

 
 

Haz las paces con tu cuerpo, quiérete como eres y no olvides llevar una alimentación balanceada para sentirte y verte bien. Hay enfermedades como la anorexia que podrían acabar contigo, o simplemente afectar tu salud por no darle a tu cuerpo los nutrientes y vitaminas que necesita.

Por: @womenshealthmx 20 de febrero de 2017

Supera los trastornos de alimentación en 5 sencillos pasos:

1. Reconoce que algo no está bien

Tener ese cansancio, mal humor y frío, no son buenas señales, esos antojos repentinos tampoco. Una vez que te dejes de mentir habrás superado lo más difícil.

2. Cuéntale a alguien

Muchas veces no queremos la ayuda de un profesional, pero cuéntaselo a una amiga o familiar, que te dé amor y apoyo, y te recuerde constantemente lo valiosa que eres y lo importante que es cuidar tu salud para estar bien. 

3. Medita

Hazlo sencillo: cierra los ojos, pon la mano en el pecho, siente el latido de tu corazón y cómo tus pulmones se hinchan con cada respiración. Eres un ser maravilloso, con sueños, sentimientos y pensamientos. La meditación te ayudará a estar más tranquila y a canalizar el estrés. ¡Cuídate!

4. Empieza poco a poco 

¡Consulta a un especialista! permite que un nutriólogo, health coach u otro experto te guíe. Verifica que sea alguien bien preparado y con el que tengas buena química, así te dará más confianza.

Para encontrar el balance debes tener tus horarios de comida bien establecidos, te decimos por qué no saltarte las comidas, mucho menos el desayuno

5. Reconcíliate contigo misma

Descúbrete, maravíllate y ámate mucho, encontrarás un nuevo nivel de vida que desconocías completamente. Párate frente al espejo y sonríe ante lo que ves, esto te ayudará a aceptarte como eres y no frustrate, ya que puede ser un causante de tus cambios de peso

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Mar

22

No pierdas el ritmo de tu entrenamiento
“Vivimos en un sociedad perfeccionista en la que pensamos que hay que hacer todo o nada”, observa la psicóloga del ejercicio, la doctora Casey Cooper. “Faltar a un entrenamiento puede parecer un fracaso enorme, lo cual suele dificultar el regreso a la rutina”. Tomarte un tiempo de descanso también puede provocar que vuelvas a tu estado sedentario anterior. “Cuando intentas adaptarte a una nueva rutina, hacer una pequeña pausa puede empujarte a un patrón de comportamiento más cómodo y familiar”, opina Cooper. Para no salirte del camino, tu definición de entrenamiento debe ser más flexible. No todos deben ser sesiones largas, incluso 15 minutos de ejercicio aportan grandes beneficios.