Salud
 

Tips para perder grasa abdominal

 
 

Todas queremos perder grasa abdominal ¿cierto? No desesperes es un proceso que debes cumplir al pie de la letra para tener los resultados deseados.

Por: Mariana Vázquez 20 de abril de 2017

Para entrar en el tema, debemos entender que hay dos tipos de grasa: visceral (localizada en los órganos) y la subcutánea (la grasa que todas odiamos y que puedes pellizcar).

La grasa abdominal está relacionada en mayor parte 60-70% a la alimentación, después al balance hormonal, actividad física y horas de sueño. 

Es por eso que no podemos descuidar ningún factor anteriormente mencionado, ya que hará una cadena a tu favor o en tu contra cuando se trata de querer perder grasa en el abdomen. 

Tips para perder grasa abdominal…

 

Consume mínimo cinco comidas al día, cuidando tus porciones.

Descansa de 7-8 horas.  

Realiza actividad física al menos cuatro veces por semana, mezclando ejercicios con pesas y ejercicio cardiovascular de alta intensidad. 

Cuida la cantidad de carbohidratos y prefiere los integrales.

Elimina los alimentos procesados o industrializados (80% naturales). 

Las grasas ayudan a perder grasa… sí, así como lo escuchas pero debes cuidar la cantidad y calidad, elige grasas saludables como: aguacate, aceite de oliva, aceite de coco, almendras, nueces y cacahuate.

No te tomes las calorías, prefiere agua simple, té verde o infusiones.

Las verduras deben estar presentes en todas tus comidas. 

 

Realiza esta rutina para tener un abdomen de acero.

Recuerda que cada cuerpo es distinto, no desesperes ya que esto toma su tiempo. Hazlo un hábito y te aseguramos que te sentirás mejor y verás los cambios tú misma.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Abr

20

¿Eres alérgica al estrés?
Estar frente a una situación que ponga tus nervios de punta, puede hacerte más propensa a una reacción alérgica. De acuerdo con investigadores, personas expuestas a situaciones estresantes fueron pinchadas con alérgenos, al igual que otro grupo que se mantenía en situaciones de tranquilidad, y los resultados fueron muy distintos. Los brotes de alergia en el primer grupo fue 75% más potente que en el segundo, ¿por qué? El estrés eleva los niveles de las proteínas inflamatorias responsables de agravar la reacción alérgica. Otra razón para guardar la calma.