Salud
 

El índice glucémico de los alimentos

 
 

Te has preguntado porqué algunos alimentos te dan mucha energía y de un momento a otro te da el bajón, tenemos la respuesta.

Por: Mariana Vázquez 1 de julio de 2017

Sabemos que hay veces que recurres al snack rápido o las típicas galletitas para quitar el hambre de manera exprés, pero lo único que estás ocasionando es agotar a tu cuerpo para que este pueda absorber, asimilar el azúcar y segregar insulina. Lo que provoca el bajón de energía

Si no concientizas este proceso, volverás a caer en lo mismo, consumiendo azúcares simples cayendo en un círculo vicioso. 

¿qué es el índice glucémico?

Es por eso que te explicaremos:

 

El índice glucémico de un alimento, se refiere al efecto de un alimento sobre los niveles de azúcar en la sangre.  En otras palabras es, que tan rápido el alimento que consumimos se convierte en glucosa o azúcar en nuestro cuerpo y llega al cerebro para poder secretar insulina, para que a su vez la glucosa llegue a nuestras células.

Te preguntarás ¿por qué es importante saber el índice glucémico de un alimento?

Entre más elevada este el azúcar en la sangre, más insulina se producirá para almacenarla y  con el tiempo esto puede originar: inflamación, aumento de peso, y resistencia a la insulina.

Por lo tanto, el saber combinar y seleccionar ciertos alimentos hará que no tengas niveles altos de azúcar en sangre y por lo tanto evitar enfermedades como la diabetes de tipo II y sobrepeso. 

Normalmente los alimentos que al consumirlos elevan con rapidez la glucosa son los carbohidratos (pan blanco, azúcar, pastas, galletas).  Pero, se ha demostrado que consumir carbohidratos altos en fibras combinados con grasas saludables o proteína neutralizan ese índice glucémico y el cuerpo puede asimilar mucho mejor el alimento y no secreta insulina en exceso. 

Por ejemplo:

 

1 rebanada de pan integral + 1/3 aguacate ó 1 manzana + 1 cda de crema de cacahuate.

Recomendaciones:

Consumir alimentos con bajo índice glucémico y altos en fibra como: frijoles, avena, pastas/cereales integrales, frutas con cáscara y verduras crudas.

Hacer varias comidas al día para evitar subidas y bajadas de azúcar.

Evitar consumir frecuentemente alimentos altos en azúcares  o harinas blancas.

Cuidar el tamaño de mis porciones.

 

Como conclusión el consumo de alimentos con alto índice glucémico hará que produzcas más insulina y esto ocasionará la reserva de grasa, traducida en sobrepeso, además de resistencia a la insulina, traducida en diabetes u otras complicaciones.

¿Quieres un snack saludable? nada mejor que un bowl repleto de nutrientes, acaí bowl con matcha

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Jun

29

Una competencia sana
Aunque los expertos aseguran que la competitividad es una característica biológica que se desarrolló en los seres humanos con la necesidad básica de supervivencia, hoy en día la competencia en el deporte se aprovecha como un excelente incentivo extrínseco, es decir, un elemento clave para la motivación que se incrementa, claro, cuando ganas. Sin embargo, el doctor Sander van der Linden, psicólogo en la Universidad Princeton, asegura que los incentivos externos tienen la desventaja de opacar los intrínsecos (hacer ejercicio para mantener la salud, por bienestar emocional o compartir tiempo con tu pareja y amigos), debido a que en los segundos no hay una recompensa palpable. Esto es una lástima, en especial porque las investigaciones en psicología sugieren que los comportamientos con motivación intrínseca tienen mayor probabilidad de mantenerse a largo plazo. Recuerda que la contienda no debe ser el único factor que determine tu actividad física: ¡haz lo correcto por las razones correctas!