Salud
 

La ETS que está siendo imposible de tratar

 
 

La gonorrea es pensada comúnmente como una enfermedad de transmisión sexual curable, pero según la Organización Mundial de Salud, ese puede ya no ser el caso.

Por: Cara Sprunk 11 de julio de 2017

Esta enfermedad que puede presentarse con síntomas como ardor al orinar y aumento de la secreción vaginal (o en ocasiones no tiene síntomas), afecta 78 millones de personas alrededor del mundo cada año según la OMS.

Cuando esta enfermedad se deja sin tratar puede causar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) la cual puede resultar en infertilidad y dolor pélvico y abdominal crónico. Está siendo cada vez más difícil de tratar, y en algunos casos imposible.

“La bacteria que causa gonorrea es muy inteligente. Cada vez que utilizamos una nueva clase de antibiótico para tratar la infección, la bacteria empieza a crear resistencia a ese medicamento,” comentó Teodora Wi, especialista en reproducción humana en la OMS, en una conferencia de prensa.

Los datos fueron recolectados en 77 países, estos mostraron que existe una amplia resistencia a algunos de los antibióticos más antiguos y más accesibles del mercado. La Organización Mundial de Salud reportó que aquellos países con mayor ingreso, donde hay mejor vigilancia de las ETS, son en los que es más probable que se encuentren estos cepas intratables.

Además, han descubierto tres súper bacterias (actualmente imposibles de matar) en Francia, Japón y España.

A principios de este año, la organización internacional de salud anunció que la gonorrea es la mayor amenaza para la salud y con mayor necesidad de nuevos antibióticos. Desafortunadamente, la OMS comentó que solo hay tres nuevos fármacos en desarrollo. 

 

Conoce estos 12 métodos para liberárte del esperma

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Jul

12

Mejora tu memoria muscular
No “olvides” trabajar fuerza: tan solo 20 minutos de ejercicio de resistencia (a cualquier intensidad) podría mejorar tu memoria a largo plazo hasta en 10%, de acuerdo con un estudio reciente publicado en Acta Psychologica (¡sí, incluso una sesión cuenta!). Investigadores adjudican este beneficio a la norepinefrina, una hormona liberada durante el ejercicio, la cual juega un papel fundamental en los recuerdos.