Salud
 

La verdad sobre el chicle

 
 

Desde tiempos inmemorables se consume el chicle ¿A quién no le gusta?

Por: Daniela Vizcarra 30 de octubre de 2017

Pero como todo, ha sido satanizado por algunos mientras otros le dan propiedades milagrosa. Aquí te compartimos un pequeño resumen de lo que SÍ hace y lo que NO hace el chicle.

 

PRIMERO LO BONITO:

 

1.- Quema calorías: El New England Journal of Medicine publicó un artículo donde se afirma que masticar chicle por 1 hora quema 11 calorías (el 20% más de calorías que si sólo estuvieras sentado).

2.- Baja de peso: Se concluyó que masticando chicle constantemente durante tus actividades diarias podía hacerte perder hasta 11 libras al año (5 kg).

3.-Menos hambre: En el Journal Appetite se encontró que las personas que masticaban chicle por 45 minutos entre comidas tenían menos hambre que los que no lo hacían.

4.-Menos calorías: Ese mismo Journal encontró que esas personas comían aproximadamente 40 calorías menos en los snacks que las que no masticaban chicle.

5.-Disminuye estrés: Funciona tanto como meditar y respirar profundo.

 

AHORA LO QUE NO NOS GUSTA OÍR:

 

1.- Malestar en la mandíbula: Las personas que lo utilizan para disminuir estrés suelen masticar con más fuerza provocando problemas en la quijada.

2.- No sirve si es chicle con azúcar: Todos los beneficios son con los chicles sin azúcar, ya que los que sí contienen provocan caries, sobrecrecimiento de bacterias en tu boca, aumentan de peso y provocan ansiedad por dulce.

3.- Te infla como globo: Al masticar tragamos aire y te distiende el abdomen, no es muy bonito.

4.- Malestar estomacal: Puede provocar dolor de estómago por la secreción de jugos gástricos (el estómago se prepara para recibir comida porque estás masticando).

 

 

¡Ahora ya lo saben! Todo en su justa medida.

Adelgaza con estos consejos.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Oct

30

Qué te dice el olor de tu pipí
¡Prueba de olor! La comida (espárragos, ajo, café) y los medicamentos hacen que tu orina huela temporalmente mal. Pero ve con tu médico si detectas que el olor es dulce, lo cual puede ser señal de diabetes, o nauseabundo (a aguas negras), lo que tal vez apunte a que tienes una infección del tracto urinario.