No le jales y la ignores. Date un momento para fijarte en el color de tu orina.

Por: @womenshealthmx 1 de noviembre de 2017

TRANSPARENTE

 

Probablemente estás bebiendo más H2O de la que necesitas. En algunos casos extraños, sobrehidratarte puede ser fatal, así que visita a tu médico si has estado atragantándote litros de agua en poco tiempo (por ejemplo, durante un entrenamiento de alta intensidad) y tienes calambres musculares, sientes fatiga, náuseas o confusión.

 

AMARILLO CLARO

 

 

Estás perfectamente hidratada. Bien hecho.

 

AMARILLO OSCURO A CAFÉ

 

 

Bebe un vaso con agua de inmediato. Si continúas orinando café, ve al médico, puede ser señal de que hay un problema con tus riñones o hígado.

 

NARANJA/AZUL/ VERDE

 

 

Los colores raros normalmente son el resultado de tomar medicamentos o ingerir alimentos con colorantes. Si no estás tomando una medicina nueva y haces naranja por más de dos días, o si también defecas de color muy pálido, ve con tu doctor para descartar un padecimiento de hígado.

 

ROSA/ROJO

 

Si no has estado comiendo betabeles o zarzamoras, tu médico te aconsejará hacerte un análisis de orina. Orinar con sangre puede ser señal de un mal de riñón, piedras en él, una infección del tracto urinario o incluso cáncer de vejiga o riñones.

 

 

Alarmas texturizadas:

Hacer pipí con burbujas espumosas puede significar que hay proteína en la orina, una señal temprana de padecimientos de riñón.