La razón principal por la que tus hombros te están matando

Publicado el día 03 de Noviembre del 2017, Por ALISON FELLER

La escena: Scandal está a punto de comenzar, y estás ansiando una cena aprobada por Olivia Pope de vino tinto y palomitas.

Pero cuando vas a sacar tus palomitas del estante superior de tu alacena, te contraes del dolor. Y luego, cuando tratas de descorchar la botella de vino, te cuesta muchísimo trabajo. Estás adolorida, y no es porque hayas estado de pie manejando los dramas, triángulos de amor y organizaciones secretas de espionaje de la capital de la nación. Pero tampoco has hecho ningún ejercicio específico de hombros últimamente. Entonces, ¿por qué tus hombros adoloridos te impiden vivir la vida amorosa de Fitz y Jake?

“El hombro es la articulación más móvil del cuerpo, lo que significa que hay muchas cosas que pueden salir mal con él,” dice Mike Riccardi, fisioterapeuta de Finish Line Physical Therapy de Nueva York. “Si te duelen los hombros, probablemente se deba a una combinación de algunas cosas, porque la articulación del hombro es compleja. Pero la principal causa es la mala postura. De acuerdo con Riccardi, la mala postura puede causar desequilibrios musculares con ciertos músculos que se ponen demasiado tensos y otros que se estiran demasiado y se debilitan.

“Estos desequilibrios en fuerza y ​​tensión hacen que el húmero, o el hueso del brazo, no se asiente perfectamente en el omóplato”, dice. Y dado que esos desequilibrios a menudo son el resultado de sentarse en un escritorio o encorvarse sobre un teclado todo el día, corregir tu postura es crucial si deseas que tus hombros dejen de doler y funcionen de la manera que deberían. (¡Y así puedes alcanzar tus palomitas y comértelas también!). Entonces, ¿por qué se considera que la articulación del hombro es tan compleja? “Hay mucho acerca de eso”, dice Riccardi. “Es la articulación del húmero en tu omóplato.” El brazo se mueve sobre el omóplato y el omóplato se mueve sobre la caja torácica. También está la clavícula, que interactúa con el esternón y la escápula. Con tantas cosas, desde tensiones musculares comunes hasta esguinces de ligamentos, desgarres, dislocaciones, subluxaciones y laxitud ligamentosa, todo puede afectar el hombro y causar dolor o malestar.”

Si tienes una postura perfecta y tus hombros aún duelen, hay algunas otras razones. Mientras que algunas de las lesiones son causadas por el uso excesivo o demasiado ejercicio, otras como las roturas del labral o de los mangos rotadores, pueden ser de naturaleza más traumática. “Aunque el dolor en los hombros puede no ser necesariamente el ejercicio o un accidente automovilístico, por ejemplo, puedes sentir dolor en los hombros sin uso excesivo o trauma”, dice Riccardi. “Una de las lesiones más comunes que afectan el hombro es lo que se llama compresión del hombro. Es entonces cuando doblar y el deslizamiento de los dos huesos no coinciden perfectamente, y algo termina siendo pellizcado cuando estás haciendo algo como tratar de alcanzar algo.” Si el dolor persiste, siempre ve a un médico, y considera conseguir un banco para esos tentempiés nocturnos difíciles de alcanzar. Riccardi dice que el primer paso para arreglar la postura debería ser abrir el pecho, así que empieza recortando verticalmente sobre un foam roller para que tu columna vertebral quede a lo largo, luego deja que tus brazos cuelguen hacia un lado, doblando los codos hacia un ángulo de 90 grados. Esto ayudará a abrir tus músculos pectorales, liberando algo de presión en tu espalda. Si bien este es un gran punto de partida, definitivamente has una cita con un médico o fisioterapeuta, que puede ayudarte a solucionar el problema para siempre.