Salud
 

Factores de padecimientos gastrointestinales

 
 

Sabes que tener cierta predisposición genética a padecer algunas enfermedades no necesariamente implica que vayas a desarrollarlas. En realidad, el medio ambiente, tu estilo de vida y tus costumbres alimentarias tienen mucho que decir respecto a cómo te irá en la feria de la salud gastrointestinal.

Por: Paulina Sánchez 8 de noviembre de 2017

Chris Masterjohn, doctor en ciencias nutrimentales y profesor asistente de salud y ciencias de la nutrición en la Universidad de Brooklyn, presentó una lista de algunos de los principales criminales detrás de estos padecimientos en ascenso:

 

1/ Tus genes

 

Es posible que poseas ciertos genes aún no identificados los cuales hacen pensar a tu sistema inmune que un fragmento no absorbido de cierto nutriente es realmente un invasor microbial.

 

2/ Tu flora intestinal

 

Si tomas muchos antibióticos o ingieres azúcares o bebidas alcohólicas en exceso, causas un desequilibrio muy fuerte en la flora intestinal, conocido como disbiosis. Asimismo, las toxinas en el medio ambiente y la introducción de alimentos genéticamente modificados en tu dieta provocan alteraciones similares. Esta es otra causa por la que tus defensas consideran que ciertos nutrientes no asimilados son invasores microbiales.

 

3/ Tu dieta

 

Si esta es baja en nutrientes, afectas la capacidad del cuerpo de procesar ciertos componentes químicos de los alimentos. Aun con todo ello, las intolerancias, alergias y enfermedades, ¿realmente están enaumento? De acuerdo con Marion Nestle, autora de Food Politics, el diagnóstico de estos padecimientos no es sencillo, ya que algunos síntomas se confunden con los de otras enfermedades, como la gastritis o el síndrome de intestino irritable. Por ejemplo, se estima que hoy, una de cada 133 personas a nivel mundial es intolerante al gluten, mientras que hace una década era una entre 2,500. Este número está tan disparado porque en la actualidad se tienen las herramientas, estudios, resonancias, análisis, para detectar específicamente si se trata de intolerancia, celiaca o alergia, y no de otras manifestaciones como colitis o gastritis.

 

Síntomas antigluten.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Nov

03

Haz esperar a tus antojos
La próxima vez que tengas un antojo, autoconvéncete de que puedes comerlo… más tarde. Una investigación demostró que cuando voluntarios pospusieron sus snacks, ingirieron menos que quienes sucumbieron ante la tentación de inmediato, y menos en el transcurso de una semana en comparación con aquellos que se negaron el gusto. Retrasar un poco te permite controlar tu deseo, afirma Nicole Mead, especialista de la Facultad de Economía y Finanzas en Portugal. Y posponer es mejor que negar. Eres más propensa a excederte si te sientes privada de algo.