Salud
 

¿Puede tu acidez estomacal convertirse en cáncer de esófago?

 
 

Casi todos han sufrido de acidez estomacal en algún momento de sus vidas, por lo que es fácil describir esa dolorosa sensación de ardor que se produce en medio de tu pecho después de correr un rato largo o de comerte un plato de pasta con mucho ajo.

Por: Ashley Mateo 14 de noviembre de 2017

Pero la acidez estomacal, que es un síntoma de reflujo ácido, en realidad puede ser un gran problema.

"El reflujo ácido es lo que sucede cuando el contenido estomacal sube por el esófago", explica Raja M. Flores, MD, presidente del Departamento de Cirugía Torácica del Sistema de Salud Mount Sinai y director del Programa de Oncología Quirúrgica Torácica del Instituto del Cáncer Tisch. "El estómago secreta fluido ácido para digerir los alimentos, pero a veces también contiene fluidos básicos como la bilis. El esófago solo debe ir en una dirección: hacia abajo. Entonces cuando las cosas vuelven a subir, como una forma leve de vómitos, eso puede irritar el esófago “.

La irritación no solo es molesta a corto plazo; con el tiempo, el reflujo ácido cicatrizará la superficie del esófago, lo que provocará una afección precancerosa llamada “esófago de Barrett”.

Con esta, toda esa cicatriz cambia el revestimiento del esófago para que se parezca más al revestimiento de los intestinos, lo que eventualmente puede provocar cáncer.

¿Cuál es el problema con todo esto? El cáncer de esófago en etapa temprana no se siente nada. No es hasta que las personas comienzan a tener problemas para tragar, lo que significa que el cáncer ha crecido hasta el punto en que bloquea el paso de los alimentos por el esófago, que empiezan a preguntarse si algo anda mal, dice Flores.

Pero si bien el reflujo ácido es común, el cáncer de esófago no lo es.

Se presentan alrededor de 17,000 nuevos casos de cáncer de esófago por año en los Estados Unidos, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. Si no estás segura de si deberías preocuparte por tu acidez, toma nota de su frecuencia. Entre el 20 y el 30 por ciento de los adultos experimentan algún tipo de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), como ardor de estómago semanalmente, y Flores dice que no hay nada de qué preocuparse. "Son las personas que lo están experimentando varias veces al día que están en riesgo de desarrollar cáncer", explica. "No todos los que tienen acidez estomacal o reflujo ácido contraen cáncer, pero casi todos los que tienen cáncer han experimentado reflujo".

El cáncer de esófago puede demorar años en desarrollarse, lo que significa que al detectarlo temprano puede evitar experimentar un mundo de dolor (no es necesariamente un cáncer terminal, sino la cirugía, que consiste en extirpar el esófago, crear un nuevo tubo en el estómago y coser hasta el cuello, es intensivo y muy invasivo). Entonces, la acidez estomacal no es el tipo de cosa que quieres autodiagnosticarse. "Mucha gente con reflujo tomará una tonelada de Tums", dice Flores. "Pero esa no es la respuesta. Si tomas muchos Tums, hay una razón para ello. Acude a un médico y obtén una endoscopia para que el médico pueda ver directamente allí y asegurarse de que no haya cáncer “.

También hay algunas cosas que puedes evitar para prevenir el reflujo ácido y la cadena de problemas de salud que puede ocasionar.

"Fumar puede provocar cáncer de esófago. El consumo frecuente de alcohol también está relacionado con el cáncer de esófago, porque el alcohol causa lesiones en el revestimiento del esófago ", dice Flores. Demasiada cafeína y chocolate pueden relajar el esfínter que conecta el esófago al estómago, causando que más cosas vuelvan al esófago.

Los alimentos picantes, los productos de tomate, las carnes frías y curadas y los cítricos se han relacionado con el reflujo ácido.

Tu peso también podría ser un factor. El aumento en las tasas de obesidad ha llevado a un aumento en los casos de cáncer de esófago, dice Flores, toda esa presión adicional en tu abdomen hace que el líquido vuelva a subir al pecho, lo que provoca más reflujo.

Si experimentas acidez varias veces a la semana o diariamente, dirígete a tu médico para averiguar lo que sucede lo antes posible.

La prevención es clave cuando se trata de cáncer de esófago. "Si tienes reflujo, acude a revisión  para que puedan mandarte medicamentos para evitar más reflujo, lo que puede evitar que desarrolles cáncer", dice Flores. Es tan simple como eso. Mantenerse al frente del juego aquí es lo que puede salvarte de una gran cantidad de incomodidades y, potencialmente, salvarte la vida.

 

 

Ataca la acidez estomacal.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Nov

13

Otra razón para comer berros
Según un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los berros son el vegetal con sabor a pimienta que contiene más nutrientes por caloría que las espinacas, la col, el brócoli y otros vegetales. Añade esta planta de hoja verde a tus omelets, sofritos o a la pizza para ingerir una buena porción de hierro, riboflavina, niacina, ácido fólico y vitaminas B6, B12 y K.