Qué le pasa a tu cuerpo cuando tomas cafeína

Publicado el día 15 de Noviembre del 2017, Por Laura Beil

Cómo es que esta superdroga es capaz de llevarte de cansada a energizada... y de vuelta.

Una vez que la cafeína llega a tu torrente sanguíneo se va directo al hígado, donde se descompone en pequeñas moléculas.

Posteriormente, estas viajan a través de tus venas, se adhieren a las células y se anclan donde tendría que estar la adenosina, el químico del sueño.

Una vez que el cerebro tiene menos adenosina para relajarse, trabaja al máximo. Mentalmente, estás más alerta. Se incrementa la producción de la dopamina, la hormona del bienestar.

Tus vasos sanguíneos entran en acción: al contraerse, tu corazón late más rápido y envía más oxígeno a los órganos.

Tu cuerpo llega a sus niveles máximos de cafeína 15 a 45 minutos después de haberla ingerido. Sin embargo, los efectos duran mucho más. Dependiendo de tus genes y de los medicamentos que tomes, estarás energizada las próximas cinco a seis horas.

Suena increíble, ¿cierto? A menos que hayas rebasado tu límite personal. El exceso de cafeína puede cancelar demasiada adenosina sobre estimulando tu cerebro.

Incluso si no excedes la dosis, toma nota: las células del cerebro responden al bloqueo continuo de adenosina produciendo más y más de este químico, lo cual hará que su impacto sea mayor una vez que pase el efecto de la cafeína.