Cómo tratar una infección por hongos cuando estás en tu período

Publicado el día 22 de Noviembre del 2017, Por CLAIRE LAMPEN

Nada expresa “miseria” como esa picazón imposible de rascar, a excepción de los cólicos.

Pocas cosas se sienten peor que tener una infección de hongos cuando estás en tus días, esa picazón profunda e invasiva que no puedes rascar, es más incómoda cuando se combina con cólicos y mucha sangre.

Aún más molesto, con las formas en que nos ocupamos de la menstruación, como  los tampones, las copas menstruales, etc.  Pueden volverse una cosa muy incómoda cuando se trata de una infección por hongos.

Entonces, ¿qué debes hacer cuando aparece una infección justo en el mismo momento en que llega tu período?

"Existen innumerables opciones para tratar las infecciones por hongos, independientemente de dónde te encuentres en tu ciclo", dice Jennifer Conti, M.D., profesora asistente clínica de la Universidad de Stanford en obstetricia y ginecología.

Es una buena noticia que las infecciones son extremadamente comunes: los Institutos Nacionales de Salud estiman que el 75 por ciento de las mujeres sufrirán una infección por hongos en su vida. Típicamente caracterizado por picazón intensa, dolor y/o secreción blanca grumosa que se asemeja al queso cottage, las infecciones por hongos se producen cuando las bacterias buenas de la vagina, específicamente, Lactobacillus acidophilus, se desequilibran, permitiendo que la levadura natural de la vagina florezca.

Los factores que pueden cambiar ese delicado equilibrio de la flora a favor de los hongos incluyen, según Mayo Clinic, un sistema inmune comprometido; uso de antibióticos; diabetes no controlada; terapia hormonal; y el embarazo, gracias al aumento de los niveles de estrógeno que pueden predisponer a las personas a las infecciones por hongos. Y si bien las infecciones por cándida a menudo se atribuyen a la menstruación que modifica el pH de la vagina, según Conti, eso es una idea errónea.

En una vagina sana, el pH oscila entre 3.5 y 4.5, fomenta el crecimiento de bacterias buenas y suprime el crecimiento excesivo de bacterias y levaduras malas que causan infecciones.

La sangre, mientras tanto, tiene un pH de alrededor de 7.3.

Si bien el desequilibrio del pH contribuye a la vaginosis bacteriana, que a veces se presenta con un picor similar, Conti explica que la sangre que pasa a través de la vagina una vez al mes no debe eliminar el pH vaginal lo suficiente como para desencadenar una infección.

De hecho los niveles de estrógeno son bajos durante la menstruación, y la sangre en realidad podría ayudar a eliminar parte de esos hongos, proporcionando alivio.

¿Qué podría hacer que una vagina con picazón insufrible se sienta mejor? Fluconazol, un medicamento oral que a menudo trata una infección de cándida en una dosis. Debido a que es una píldora en lugar de un inserto vaginal, Fluconazol es probablemente la opción menos desordenada y más conveniente para las personas que padecen la infección por levaduras menstruales, aunque sí requiere una receta médica. Desafortunadamente, los remedios que están ampliamente disponibles en las farmacias, como Monistat y las cremas antimicóticas, podrían ser menos efectivos durante el período, explicó Conti, "porque es difícil mantener un líquido allí arriba mientras otro líquido está tratando de salir".

Y cuando se trata de contener la sangre menstrual, quienes padecen la infección por hongos pueden proceder como lo harían normalmente. "Está bien usar tampones o toallas sanitarias si estás sangrando y también tienes una infección por hongos", dijo Conti. ¿Qué es lo único que no debes hacer? Ducha vaginal.

Intentar limpiar la vagina con un producto higiénico de venta libre puede desequilibrar el pH de tal manera que se desarrolle una infección. Además, son una pérdida de dinero: como dijo Conti, "la vagina puede limpiarse a sí misma, gracias".