Salud
 

“Solía fumar, ¿Eché a perder mi fertilidad?”

 
 

La pregunta: "Cuando era más joven, fumaba cigarros y hierba. No he tocado nada de eso en cinco años, pero ¿Causé daños duraderos a mi fertilidad?" fue respondida por la M.D. Sheeva Talebian, M.D.

Por: Editores de Women's Health 28 de noviembre de 2017

Las malas noticias: Es posible que los tengas. Las mujeres que son fumadoras actuales, tardan más tiempo en quedar embarazadas, tienen mayores complicaciones durante el embarazo y tienen tasas de embarazo más bajas después de los tratamientos de fertilidad.

Estos mismos hallazgos se observan, pero en menor grado, en fumadoras anteriores.

Una historia como fumadora inflige otro daño; por ejemplo, fumar acelera la posibilidad de pérdida de óvulos.

Los datos con marihuana son menos claros. A medida que el uso recreativo se vuelva más frecuente y legal en varios estados, aprenderemos más sobre cómo afecta la fertilidad femenina. Creo que es muy probable que encontremos un impacto negativo similar al del tabaco.

Fumar marihuana te expone a algunas de las toxinas que se encuentran en el tabaco; inhalar y consumir en alimentos puede permitirte eludir esta forma de exposición tóxica, pero aún no está claro si hay otras repercusiones del uso de esas formulaciones.

En general, desafortunadamente, nuestros órganos reproductivos están expuestos a todo lo que hemos ingerido e inhalado, y no podemos borrar por completo las consecuencias del consumo constante de tabaco y marihuana.

¡Pero aquí están las buenas noticias! Al detenerte cuando lo hiciste, impediste años de daño adicional. Y si fuiste una fumadora esporádica, toma nota: fumar con poca frecuencia solo tiene un efecto nominal, así que si fumaste unos cigarrillos o inhalaste un par de churros más joven, no te preocupes. En cualquier caso, si tienes problemas para concebir, consulta a un especialista en fertilidad que pueda evaluar tu situación y recetarte tratamientos para ayudar.

 

Snacks para evitar malestares en el embarazo

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Nov

23

Aleja los antojos
Hacer que tu perrito te traiga el hueso que le lanzas resulta muy fácil cuando tienes la bolsa de premios frente a él. Quizá sea por eso que más del 50% de los perros en Estados Unidos son considerados como mascotas con sobrepeso. Esa misma teoría aplica para nosotras: un estudio de la Universidad de Cornell halló que las mujeres que acostumbran dejar alimentos empaquetados a la vista, como el cereal, suelen padecer mayor sobrepeso que quienes los guardan. Mantén los antojos lejos del alcance de las personas y mascotas, aconseja el creador del estudio, el doctor Brian Wansink, autor de Slim by Design: “Entre más lejos de ti los guardes, sentirás que menos vale la pena ir por ellos”.