Salud
 

¿Cuánto flujo vaginal es normal?

 
 

Podría ser más de lo que piensas.

Por: ALEISHA FETTERS 4 de diciembre de 2017

La mujer promedio produce entre una y dos cucharadas de secreción vaginal todos los días. Y no solo está bien, eso es increíble.

"La secreción vaginal y la mucosa cervical actúan como el aceite entre los engranajes de una máquina, mantienen la vagina funcionando correctamente, el equilibrio de pH normal de las bacterias en un buen lugar y ayudan a lubricar durante el coito", explica Michelle Tham Metz, MD, Ob-gyn de la Escuela de Medicina de Icahn en Mount Sinai. Básicamente, el flujo vaginal mantiene tu vagina feliz y saludable.

Sin embargo, si notas de repente mucha más secreción vaginal en tu ropa interior, es una señal de que algo puede estar sucediendo allí. Exactamente lo que podría ser tan benigno como tu ciclo mensual, haber dado a luz recientemente o someterte a alguna forma de terapia hormonal, dice Metz. O.

O podría ser más problemático, por ejemplo, las infecciones vaginales y de hongos pueden provocar un aumento en la secreción vaginal. En general, la descarga vaginal gruesa y blanca con una textura parecida al queso cottage o el olor a pescado es un signo de que debes visitar su ginecólogo solo para estar segura.

Para ayudar a prevenir las infecciones vaginales y de hongos, Metz recomienda "no usar duchas vaginales ni colocar jabones antibacterianos en la vagina". Recuerda, una vagina feliz depende de muchas bacterias sanas en la vagina, y eliminar o matar las bacterias puede permitir que ingresen los intrusos bacterianos. Tomar un probiótico diario también puede ayudar a mantener esos niveles de bacterias saludables. "Mantener una dieta bien balanceada y ducharse inmediatamente después de las relaciones sexuales y después de cada clase que te haga sudar también puede ayudar", dice ella.

 

Qué pasa ahí abajito conforme pasan los años.

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Dic

04

Qué afecta más la vida sexual de las mujeres
¡Estrés! Todo el estrés del mundo. Según una encuesta reciente, el agotamiento es la principal causa que afecta a 40% de las mujeres. Una solución sencilla: la próxima vez que estés a punto de reventar de agobio, pregúntate: “¿Qué diablos estoy haciendo justo ahora?”. Físicamente tal vez estés sentada junto a tu chico en el sofá, pero tu mente está obsesionada con algo que dijo una compañera del trabajo, así que respira profundo y déjalo ir. Luego recuérdate que la persona que está junto a ti puede darte orgasmos, incluso ahora.